Category Archives: Chieko Hamamura

ABRIL, EL MES DE LOS CAMBIOS

ok-abril
Abril 2021: Año fiscal con novedades que nos afectan

El nuevo año fiscal se inicia con muchos cambios en Japón. A continuación resumimos qué novedades hay en materia económica, tributaria y legal que nos afectan directamente.

Los precios mostrados en los productos incluirán el impuesto al consumo

En abril de 2014, el impuesto al consumo aumentó del 5 % al 8 %, y se dio una medida temporal que permitía mostrar los precios de los productos sin incluir el impuesto al consumo desde esa fecha hasta el 31 de marzo de 2021.

En octubre de 2019, el impuesto al consumo incrementó de 8% a 10% (coexistiendo los dos porcentajes, por ejemplo 8% si es comida para llevar a casa). Desde el 1ro. de abril de 2021 los productos deben de incluir el impuesto al consumo.
Ahora, nosotros consumidores podremos leer e identificar con mayor facilidad el precio final, que incluirá el impuesto al consumo.

Por su parte, los comerciantes se preocupan de que los clientes puedan pensar que los precios han subido producto de la inflación. Ante esta situación, empresas como Uniqlo y GU adoptan una estrategia de etiquetado de precios rebajados.
Como la venta al por menor, afronta el cambio en las normas de etiquetado, Uniqlo y GU rebajan sus precios, con la suma del impuesto a los precios anteriores, que no incluían el mismo, y el resultado es un precio menor que nos favorece. En conclusión una reducción efectiva del precio del 9 %.

Mismo salario por el mismo trabajo en las pequeñas y medianas empresas

Una ley que prohíbe una diferencia injusta en el tratamiento de trabajadores fijos y temporales, que afectaba solo a las grandes empresas, ha sido ahora ampliada. Desde abril de 2021 las pequeñas y medianas empresas tienen la obligación de respetar esta norma, otorgando a sus empleados a tiempo parcial los mismos derechos que a los de tiempo completo.

Posibilidad de trabajar hasta los 70 años

Las empresas tienen la capacidad de mantener a los empleados que deseen trabajar hasta los 70 años, no se contemplan sanciones para las compañías que no cumplan esta norma.
Según la agencia de noticias nacional de Japón, Kyodo, el Gobierno japonés trata de reducir los crecientes costos de la seguridad social, la carga sobre los pagos de los beneficios sociales, debido al rápido envejecimiento de la sociedad la población trabajadora, aumentando el número de trabajadores de edad avanzada, para poder cubrir esta brecha fiscal.

Las pensiones públicas disminuyen sus prestaciones

Las prestaciones de las pensiones públicas cayeron un 0.1 %, su primera reducción en cuatro años. La prestación mensual completa de la Kokumin Nenkin (administrado por los gobiernos locales), que cubre a los trabajadores autónomos y otros empleados, bajó 66 JPY hasta los 65,075 JPY.

En tanto el programa del gobierno central de Kousei Nenkin, para los trabajadores de empresas las prestaciones mensuales para el modelo de “hogar promedio” bajarán 228 JPY hasta los 220,496 JPY.

UN MINUTO DE SILENCIO

(Foto: Eduardo Azato)

(Foto: Eduardo Azato)

UNA DECADA DESDE LA TRAGEDIA DE TOHOKU

Hoy 11 de marzo de 2021 podría ser un día más en el calendario de la costa del Pacífico de la región de Tohoku Japón. Pero no es una fecha cualquiera en el almanaque porque rememoramos momentos desgarradores: las trágicas escenas de muerte y desolación que sacudieron el área hace 10 años. 

A las  2:46:23  hora local (05:46:23 UTC) del viernes 11 de marzo de 2011, la zona de Tohoku sufrió el ataque de un megaterremoto, en una ruptura tectónica de proporciones sólo superadas por tres terremotos registrados en la historia de la humanidad: Valdivia- Chile 1960 (magnitud 9.6), Océano Índico- Indonesia 2004 (9.3) y Alaska 1964 (9.2).

Con un saldo de unos 15,899 muertos, 2,527 en calidad de desaparecidas, 6,157 personas heridas, 22 prefecturas del país afectadas, un sismo de magnitud 9.1 a una profundidad de 32 kilómetros, de una duración de unos 6 minutos, que creó olas de maremoto de hasta 40.5 metros. El epicentro del terremoto se ubicó en el mar, frente a la costa de la isla principal de Japón, Honshu, 130 km. al este de Sendai, prefectura de Miyagi y estremeció a regiones aledañas al norte oriental de Japón. 

(Foto: Eduardo Azato)

(Foto: Eduardo Azato)

(Foto: Eduardo Azato)

(Foto: Eduardo Azato)

United States Geological Survey (USGS) explicó que el terremoto ocurrió a causa de un desplazamiento de las placas del Pacífico y la placa Norteamericana. 

Denominado oficialmente por la Agencia Meteorológica de Japón como el terremoto de la costa del Pacífico en la región de Tohoku de 2011 (Tohoku Chihou Taiheiyo-oki Jishin) o Gran terremoto de Japón oriental (Higashi-Nihon Dai-shinsai). Fue el terremoto más potente sufrido en Japón hasta la fecha, así como el cuarto más potente del mundo de los últimos 500 años, medidos o calculados con técnicas modernas. Provocó un tsunami que llegó a Japón aproximadamente 15 minutos después del sismo, con alturas entre 4 y 0.5 m. El maremoto alcanzó las costas de Rusia, Taiwán, islas Midway, Hawai (0.5 m.), California y México. El terremoto fue tan intenso que causó que el eje de la Tierra se moviera 10 cm. Se registró primero como magnitud 8.4, después como 8.9, y finalmente, tras nuevos cálculos, la intensidad ha sido estimada en magnitud 9.0.

(Foto: Eduardo Azato)

(Foto: Eduardo Azato)

Eduardo Azato, en la edición impresa 212 de Kyodai Magazine páginas 6 al 9, manifiesta “Una década de la tragedia combinada que sumió al Japón en una seria crisis. Terremoto, tsunami y desastre nuclear se cobraron alrededor de 20 mil vidas entre fallecidos y desaparecidos, así como múltiples daños en viviendas e infraestructura pública. Las explosiones y fugas radiactivas en la planta de energía de Fukushima Dai-Ichi, son un episodio que aún continúa vigente luego de 10 años.” 

Afirma “El segundo mayor desastre nuclear de la historia, tras Chernobyl, obligó a alrededor de 37 mil personas a dejar sus lugares de residencia, las que en gran número se niegan hoy a retornar a los que fueron sus hogares. Algunas rehicieron sus vidas en otras prefecturas y otras aún se encuentran en calidad de refugiadas.” 

Roxana Oshiro en las páginas 18 y 19 de la edición 203 de la revista Kyodai Magazine, nos ofrece recomendaciones de cómo prepararnos, y como actuar antes, durante y después de un terremoto y/o tsunami, concluye con  “las 3 reglas básicas en la prevención de desastres” 

  1. Su seguridad debe protegerla usted mismo.
  2. La seguridad de la familia debe protegerla toda la familia.
  3. La seguridad del barrio debe protegerla toda la comunidad.

 

Diez años después
LAS CIFRAS DE LA TRAGEDIA
15,899 personas fallecidas
2,527 en calidad de desaparecidas
6,157 personas heridas
22 prefecturas del país afectadas
42 mil personas en calidad de refugiadas
404,912 viviendas parcial o totalmente colapsadas
12,001 viviendas incendiadas o inundadas
730,392 viviendas parcialmente dañadas
4,198 carreteras dañadas
116 puentes dañados
207 deslizamientos de tierra
29 autopistas de alta velocidad dañadas
*Datos de la Agencia Nacional de Policía y la Agencia de Reconstrucción Nacional (actualizados hasta diciembre del 2020).

 

EL FUTURO A LA LUZ DE LAS TRADICIONES

img5

Hoy es tres de marzo, 3 del 3, el día  de las niñas “HINAMATSURI” (festival de muñecas) o “MOMO NO SEKKU” (festival del melocotón), uno de los cinco sekku, o festivales de temporada que se celebran durante todo el año. 

Juntos, conocidos como gosekku, fechas consideradas auspiciosas debido a la duplicación de los números impares para el mes y la fecha. 

Gosekku en el calendario moderno, se celebran el 1ro de enero Oshougatsu (año nuevo), 3 de marzo Momo no sekku, 5 de mayo Shoubu o Tango no sekku , 7 de julio Tanabata matsuri y 9 de septiembre el Chouyo no sekku o Kiku no sekku. En estos días, se llevan a cabo ceremonias y se preparan platos especiales para consumirlos y asegurar la buena fortuna. 

Estos eventos tomaron forma a través de la influencia de la filosofía china en la corte japonesa durante el período Heian (794-1185). 

El 3 de marzo es para celebrar a las niñas de todas las edades, orar por su salud y felicidad, muy significativo en este periodo de distanciamiento social por la crisis sanitaria del COVID-19. 

Esta bella tradición me remonta a mis recuerdos de niña. Somos tres hermanas, tres hijas mujeres, sus tres Marías o sus tres princesitas como siempre repetía mi papá.

Al convertirme en madre de dos niñas, este día en Perú me “transtornaba”. Organizar esta fiesta desde semanas atrás, armando el hinamatsuri, preparar los pequeños y delicados dulces, hacer las invitaciones, hasta llegar al tres de marzo. 

Vestir a mis hijas y mi sobrina, ir al Centro Cultural Peruano Japonés, atender a la esposa del embajador de Japón y otros invitados distinguidos, jugar con las niñas. Y al atardecer,  el inefable compartir con la familia de Perú Shizuoka Kenjinkai en casa de Carmen Akiyama de Oka, celebrando íntimamente a nuestras hijas, sobrinas, mamás, tías, abuelas, bisabuelas, “niñas de todas las edades”. Lindas e imborrables memorias. 

Desarmar religiosamente, todo lo armado al día siguiente 4 de marzo, guardando por un año este hermoso set de muñecas una vez que finaliza el festival. Esta costumbre de nuestras obaachans de guardar inmediatamente las muñecas y las decoraciones, porque dejarlas fuera por mucho tiempo “perjudicaría las posibilidades de matrimonio de una hija”.

img1

El aspecto más atractivo de los hinamatsuri son, por supuesto, las muñecas súper elaboradas. Estas se colocan en una plataforma escalonada con alfombra roja llamada hinadan. En el escalón superior están las figuras centrales del festival, el odairisama masculino y el ohinasama femenino. Estas figuras, que se dice que representan a miembros de la familia imperial, son atendidas por sannin kanjo (tres damas de la corte), gonin bayashi (cinco músicos),  los guardias del palacio, los ministros de la corte o guardaespaldas y otros asistentes de la corte. En escalones inferiores se colocan artículos domésticos típicos de la época como muebles, espejos y carros tirados por bueyes, cofres elaborados de cajones, accesorios como copas de sake, así como objetos que serían regalos para la pareja imperial.

img8

img2

img3

img6 img7

Las muñecas y las insignias juntas se conocen como hina kazari. Pueden ser simples de una o dos plataformas hasta exhibiciones elaboradas de varios niveles. Se originaron en la cultura de la corte de Kioto y comenzaron a extenderse por todo el país en el siglo XVIII. 

Las flores del durazno florecen al inicio de marzo, son apreciadas como precursoras de la primavera, ahuyentar los malos espíritus, y junto con su belleza son parte esencial de la decoración del hinamatsuri. Las muñecas se usaron históricamente como amuletos para alejar a los espíritus malignos y hoy se heredan como una reliquia familiar.

img3

Instalar, desmontar y almacenar el hinadan requiere tiempo, paciencia y espacio. En los últimos años, los juegos de muñecos simples y compactos dispuestos de antemano en vitrinas han ganado popularidad. Muchas familias también están optando por renunciar a la compra de un juego completo a favor de uno que presenta solo odairisama y ohinasama, un tipo de exhibición conocida como shinnou kazari.

Hoy que vivo en Japón, con muchísimos años más encima, como añoro esta época de mamá joven, que tiñeron con tinta indeleble la infancia de mis hijas y  sobrina. Los hijos crecen muy rápido y el tiempo pasa y no vuelve. Es importante vivir y transmitir nuestras tradiciones, a través de las generaciones. Por ello, si tienes una niña o más, llevala(s) a visitar al hinaningyou, esta vivencia perdurará por siempre en su memoria.