TOKIO ESTARÁ EN ESTADO DE EMERGENCIA DURANTE LOS JUEGOS OLÍMPICOS

(Foto: Kyodai)

Tokio celebrará los Juegos Olímpicos bajo un nuevo estado de emergencia con la finalidad de controlar los contagios de COVID-19 y evitar el colapso de los servicios hospitalarios. Así lo comunicó hoy en conferencia de prensa el primer ministro Yoshihide Suga, quien especificó que la nueva medida entrará en vigencia el próximo lunes 12 de julio y concluirá el 22 de agosto, dos días antes de que se inicien los Juegos Paralímpicos que corren del 24 de agosto al 5 de setiembre.

El primer ministro aceptó que la medida, es más que nada una acción preventiva que busca evitar que los contagios causados por las nuevas variantes de COVID-19 se extiendan de la súper poblada Tokio al resto del país. 

«Debemos tomar medidas más contundentes para prevenir un brote en todo el país, que tendría mayor impacto debido a las nuevas variantes del coronavirus», dijo Suga, citado por Kyodo.

Lo que no dijo Suga pero se sobreentiende de sus declaraciones, es que el temor se centra en que las delegaciones de atletas que ya comenzaron a llegar para participar en los Juegos Olímpicos, introduzcan al país y extiendan variantes más contagiosas del virus como la ya conocida variante Delta. 

El miércoles, Tokio registró 920 nuevos casos de coronavirus, la mayor cantidad desde mediados de mayo, mientras que ayer jueves la capital registró 896 contagios.

Si bien fue la ciudad de Tokio la que ganó la sede de los Juegos Olímpicos, las competencias se desarrollaran no solo en la capital nipona sino en diversas prefecturas, de allí que la movilidad de los atletas por todo el país pueda convertirse en una verdadera bomba de tiempo, en caso de que alguno de ellos se encuentre contagiado de variantes más agresivas del virus.

El primer ministro indicó que si la situación se controla y mejora a medida que la población siga recibiendo la vacuna contra el COVID-19, el estado de emergencia podría ser levantado antes del 22 de agosto.

Con este nuevo estado de emergencia, las autoridades también esperan reducir  la movilidad de la población durante las vacaciones de verano, una época durante la cual los japoneses acostumbrar viajar al lugar donde nacieron o de donde proviene su familia. 

Adicionalmente al estado de emergencia, todo parece indicar que la totalidad de competencias olímpicas que se realicen dentro de las prefecturas de Tokio, Chiba, Saitama y Kanagawa se llevaran a cabo sin espectadores, según adelantó a la agencia Kyodo una fuente cercana a la organización. Esta medida todavía debe ser confirmada en los próximos días.

En marzo pasado los organizadores decidieron no permitir el ingreso de espectadores del exterior y solo realizar los juegos con público local. A principios de julio los organizadores decidieron permitir un máximo de 10 mil espectadores o el 50% de la capacidad del local, lo que sea menor. 

El nuevo estado de emergencia en el que entrará la prefectura de Tokio será el cuarto que se decreta en la capital nipona desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020. 

Junto a la declaración del estado de emergencia en Tokio, entrarán en estado de semi emergencia por el mismo periodo de tiempo las prefecturas de Chiba, Saitama, Kanagawa y Osaka.

En el lado opuesto de la moneda, este domingo 11 dejaran de estar en estado de semi emergencia las prefecturas de Hokkaido, Aichi, Kioto, Hyogo y Fukuoka.