PRIMER MINISTRO SUGA PODRÍA DECLARAR NUEVAMENTE ESTADO DE EMERGENCIA PERO SOLO EN TOKIO, SAITAMA, CHIBA Y KANAGAWA

A pesar del aumento de contagios, se puede decir que Japón sigue controlando bien la enfermedad (Foto: Andina).

A pesar del aumento de contagios, se puede decir que Japón sigue controlando bien la enfermedad (Foto: Andina).

En su primera conferencia de prensa ofrecida el lunes 4 a las 10:30 de la mañana, el primer ministro Yoshihide Suga indicó que se está evaluando la posibilidad de declarar el estado de emergencia en las prefecturas de Tokio, Saitama, Kanagawa y Chiba, tal como lo han solicitado sus gobernadores y como una medida extrema para frenar el aumento de contagios del nuevo coronavirus.

Sin dar una fecha precisa, el mandatario indicó que la decisión se tomaría esta semana, posiblemente en dos o tres días.

El sábado 2 de enero, la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, así como los prefectos de Chiba, Kanagawa y Saitama solicitaron al gobierno central emitir el estado de emergencia en sus provincias.

Suga se ha mostrado reacio desde un primer momento a declarar el estado de emergencia en parte o en todo el país, tal como hizo Shinzo Abe, su predecesor, en abril del año pasado.

El mandatario en cambio, prácticamente ha dejado la decisión de implementar esta medida en manos de un panel de expertos de la salud, los cuales deberán opinar en los próximos días sobre la pertinencia de adoptar el estado de emergencia y en caso de ser así, en qué prefecturas o ciudades imponerlo y por cuánto tiempo, algo que dependerá en gran parte, de las condiciones y capacidad hospitalaria de cada prefectura para acoger a enfermos graves en caso de un desborde de los contagios.

En la primavera del 2020 Japón ingresó en estado de emergencia, primero en Tokio y luego en otras zonas del país. En Japón, el estado de emergencia no faculta a las autoridades a imponer bloqueos estrictos a la ciudadanía, pero si le da cierta potestad a los gobiernos locales para solicitarle a los comercios de todo tipo, que reduzcan su horario de atención o que cierren temporalmente.

Entre abril y mayo del año pasado, que fue el periodo durante el cual se implementó el estado de emergencia, Japón logró reducir drásticamente los contagios debido a que la inmensa mayoría de la población y de las empresas, decidieron acatar los pedidos del gobierno.

La medida que sí ha sido aprobada de manera inmediata por Suga y que aplicará para la ciudad de Tokio así como para las prefecturas de Saitama, Chiba, Kanagawa y Tokio, es imponer mayores restricciones en el horario de atención de los comercios que expenden comidas y bebidas.

Actualmente, los comercios dedicados a expender comidas y bebidas pueden atender hasta las 10 de la noche en todo el país, sin embargo y luego de que las autoridades de Saitama, Chiba, Kanagawa y Tokio se pongan de acuerdo, este horario se reducirá hasta las ocho de la noche en estas cuatro prefecturas, una medida que los responsables piensan, puede comenzar a aplicarse desde el 7 u 8 de enero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *