LO QUE SE VIENE

Los economistas más optimistas calculan un crecimiento de 10% para el mismo periodo del 2021. Ganar 10 luego de perder 30 no será un buen negocio…

Los economistas más optimistas calculan un crecimiento de 10% para el mismo periodo del 2021. Ganar 10 luego de perder 30 no será un buen negocio…

Es indudable que la pandemia originada por el Covid-19 está cambiando no sólo los hábitos y comportamientos de las personas de manera individual en cuanto a prevención, salud y economía. Asimismo, la situación que se ve inmersa un determinado grupo de individuos va a llevar a un comportamiento social que aún no se puede medir a cabalidad sus consecuencias.

Sin ánimo de ser Nostradamus o cualquier adivino, podemos prever algunas situaciones cuya probabilidad de que ocurra es muy alta. Léelo y comparte tus opiniones. ¿Crees que van a suceder estas y otras cosas más?

  1. Caída en la economía. Individual, nacional, mundial… Si bien existía antes de la pandemia un índice considerable de desempleados, la pandemia arroja millones de pérdidas al empleo. Solo en el Perú se perdieron más de 6 millones de empleos debido a la caída de grandes sectores de mano de obra como el comercio, la construcción y los servicios, impactando en el consumo y por ende en la economía nacional (-30% en el segundo trimestre). Los economistas más optimistas calculan un crecimiento de 10% para el mismo periodo del 2021. Ganar 10 luego de perder 30 no será un buen negocio…
  2. Migración forzosa. Este panorama complicado va a originar que miles de personas, especialmente jóvenes, busquen a como dé lugar migrar a países que afrontaron mejor el virus y se encuentran en una etapa de recuperación. La presión migratoria a países como EEUU y Europa va a ser alta y logros como la supresión de visa Schengen se verán afectados.
  3. Conflictos sociales. Definitivamente los que se queden no la van a pasar mejor y van a exigir al Estado mejores condiciones de vida de manera pacífica o violenta, más aún con un proceso electoral en camino y una prematura deslegitimación del próximo gobernante. En un país tan polarizado y cuya desnudez muestra todas sus falencias como Estado y Sociedad, la nación se convierte en alimento para los apetitos ideológicos o el mercantilismo popular.

Pero el Perú ha atravesado momentos muy duros en su historia reciente y es una sociedad particular que sobrevive realizando pactos y silencios de corto plazo a la espera de un resultado tangible. Me atrevo a pensar que estamos atravesando por los momentos más oscuros previos al inicio de un nuevo orden en el país, porque definitivamente nada va a ser igual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *