MIEMBROS DE MESA EN JAPÓN RECIBIRÍAN INCENTIVO ECONÓMICO PARA LAS ELECCIONES GENERALES DEL PRÓXIMO 11 DE ABRIL

Los peruanos residentes en el exterior que sean elegidos miembros de mesa, también deberían recibir este incentivo económico

Los peruanos residentes en el exterior que sean elegidos miembros de mesa, también deberían recibir este incentivo económico

Luego de que las autoridades electorales peruanas decidieran entregar un incentivo económico de S/120 soles, a cada miembro de mesa que participe en las Elecciones Generales del próximo 11 de abril del 2021, la duda se centraba en saber si ese mismo criterio se aplicaría fuera del Perú.

“Los peruanos residentes en el exterior que sean elegidos miembros de mesa, también deberían recibir este incentivo económico. A pesar de que todavía no hemos recibido indicaciones precisas sobre el particular y no puedo afirmar nada de forma categórica, no hay razón para que se tenga un trato diferenciado con los peruanos en el exterior”, indicó Antonio Miranda Sisniegas, Cónsul General del Perú en Nagoya.

A una tasa de cambio promedio, S/120 soles equivalen a 3,490 yenes, moneda local en la que se tendría que entregar el incentivo a los miembros de mesa. En caso de realizarse una segunda vuelta para definir al próximo presidente del Perú, algo que ya es costumbre dentro del actual sistema electoral peruano, los miembros de mesa recibirían un segundo incentivo económico por la misma cantidad.

Cabe señalar que este incentivo económico llega aparejado de una indicación específica: el miembro de mesa debe desarrollar 16 horas de trabajo, contando las labores de instalación de la mesa de sufragio, la elección en sí misma y el conteo de votos. Este último proceso será semi automático en las próximas Elecciones Generales, lo cual evitará que los miembros de mesa llenen las 25 actas que estipula el procedimiento, en su lugar solo llenarán un formato digital que se encargará de imprimir todas las actas necesarias.

Un aspecto del próximo proceso electoral que quizás no pueda aplicarse en Japón, es el horario extendido de votación que en el Perú será de 07:00 a 19:00 horas, ya que en Japón las elecciones tendrán como sede edificios públicos y privados que por lo general, tienen reglas estrictas de atención al público y que abren sus puertas desde las 09:00 ó 10:00 horas.

Vacuna y voto

Un segundo incentivo que se ha contemplado para los miembros de mesa, pero que solo no se podrá ejecutar dentro del Perú por razones obvias, es la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, ya que según calcula el Ministerio de Salud, para febrero o marzo del próximo año deberían llegar al Perú un primer lote de vacunas, justo a tiempo para vacunar a los miembros de mesa que así lo deseen, porque aplicarse la vacuna no es una condición obligatoria.

Miranda Sisniegas dijo que apenas lleguen indicaciones precisas sobre las próximas elecciones, tanto su oficina como la del Consulado General de Tokio las difundirán por todos los medios a su alcance, con la finalidad de que la colectividad peruana se prepare adecuadamente para la fiesta democrática del Bicentenario Nacional.

Por su parte, Piero Corvetto, actual jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y responsable de haber creado este paquete de incentivos para los miembros de mesa, señaló que estos incentivos económicos deberían convertirse en una constante en los futuros procesos electorales que se organicen en el Perú.

“En toda Latinoamérica hay incentivos para los miembros de mesa. En el Perú, el actual incentivo que se aplica es que los empleadores de los ciudadanos que resulten elegidos miembros de mesa, están obligados a darles un día de descanso dentro de la semana siguiente, pero en un país como el Perú donde el 70% de los trabajadores es informal, este incentivo no funciona, de allí el ausentismo que se registra”, explicó el funcionario, que asumió el cargo hace tres meses.

El funcionario también hizo hincapié en los problemas a los que deben enfrentarse los peruanos residentes en el exterior a la hora de sufragar, problemas que dijo, intentará solucionar implementando el Voto Electrónico no Presencial, un sistema que podría ser probado en el 2022.

“El ausentismo que existe (de los peruanos en el exterior) no es político sino estructural. Es decir, si no acuden a votar no es porque no quieran, sino porque muchas veces no pueden hacerlo porque trabajan ese día, viven lejos, etc. Trataremos de solucionar esos impedimentos a través de un sistema electrónico de sufragio que tendrá tres métodos de comprobación de identidad, para que sea totalmente confiable”, explicó Corvetto.

Para las próximas elecciones y en lo que se refiere al voto de los peruanos en el exterior, el jefe de la ONPE indicó que su organismo se concentrará en agilizar el “repliegue de actas”, es decir, en reducir el tiempo que tardan las actas de votación en el exterior en llegar al Perú para poder ser contabilizadas.

El padrón electoral peruano está conformado por 24 millones de ciudadanos que votan en 90 mil mesas de sufragio, 10 mil de las cuales se encuentran ubicadas en el exterior, en 1,300 ciudades alrededor del mundo.

El costo total de las próximas elecciones será de 177 millones de soles, de los cuales, 35 millones serán destinados para pagar el incentivo económico a los miembros de mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *