PRIMER MINISTRO SUGA DECLARA UN ESTADO DE EMERGENCIA FOCALIZADO PARA EL ÁREA METROPOLITANA DE TOKIO

(Foto: Andina)

(Foto: Andina)

El primer ministro japonés Yoshihide Suga, declaró hoy jueves el estado de emergencia en el área metropolitana de Tokio, la cual está conformada por la ciudad capital y las prefecturas aledañas de Chiba, Saitama y Kanagawa.

El anuncio, que fue realizado durante una conferencia de prensa organizada a las 18:00 hora local, busca frenar el aumento de contagios causados por el nuevo coronavirus. La medida entrará en vigencia de forma inmediata, desde la medianoche de hoy y se prolongará hasta el 7 de febrero.

En líneas generales, se puede afirmar que este segundo estado de emergencia en el que ingresa Japón, obligado por el aumento de contagios del COVID-19, es más relajado que la primera medida que se tomó en abril del año pasado.

Sin embargo y en su discurso al país, el mandatario aseguró que declaraba el estado de emergencia “con una fuerte sensación de crisis”, frase con la que dejó en claro que las medidas no deben tomarse a la ligera sino muy por el contrario, que la población, no solo de la zona declarada en emergencia sino de todo el país, debe extremar las medidas destinadas a prevenir el contagio y no bajar la guardia en el uso de mascarillas, desinfección de manos, distanciamiento social y evitar acudir a lugares cerrados y mal ventilados.

Si bien el primer ministro siempre se mostró reacio a declarar el estado de emergencia para no afectar la ya maltrecha economía del país, se vio enfrentado a una creciente presión no solo por parte de la gobernadora de Tokio que pedía abiertamente la declaración del estado de emergencia, sino por un sector de la misma ciudadanía, políticos locales y expertos de la salud.

Cosas concretas

Pero, ¿cómo afectará este nuevo estado de emergencia el día a día de los ciudadanos que viven y trabajan dentro del área metropolitana de Tokio? A continuación consignamos informaciones y datos concretos que lo ayudarán, amable lector, a reorganizar su rutina y le brindarán un panorama general de la situación, como para que no entre en pánico.

-Lo primero que habría que indicar, es que el estado de emergencia ha sido declarado para evitar el colapso de los servicios hospitalarios de Tokio, Chiba, Kanagawa y Saitama.
El sistema de salud de algunas ciudades ubicadas dentro de las mencionadas prefecturas, se encuentra actualmente en alerta máxima y casi al máximo de su capacidad, o lo que en el protocolo de emergencia se conoce como Etapa Cuatro.

-Concretamente hablando, las autoridades le piden a los ciudadanos que no salgan de casa salvo para cosas esenciales y que no viajen a otras prefecturas, mientras que a las empresas les solicita implementar el trabajo remoto lo máximo posible o alternar los turnos del personal que debe acudir a la oficina. La finalidad es disminuir el tránsito de personas en más de un 70%, con lo cual se supone, se logrará reducir el número de contagios a menos de 500 al día en el lapso de un mes, una cifra mucho más manejable que los 6 mil casos registrados en todo el país el día de ayer, la mitad de los cuales se contabilizaron en el área metropolitana de Tokio.

-En lugar de detener todo tipo de negocios y actividades económicas, el gobierno ha decidido focalizar las medidas y poner mayor énfasis en disminuir la actividad de los entornos de alto riesgo. Aunque Suga no lo mencionó de forma específica, estos entornos se ubican principalmente en el sector del entretenimiento: restaurantes, bares, gimnasios, karaoke, etc.
Tomando como base esta estrategia, es que las autoridades le solicitan a los locales que sirven comidas y bebidas que dejen de expender licor a las 7 de la noche, y que cierren una hora después, a las 8.
En el caso de los grandes almacenes, gimnasios, karaokes, cines, etc. se les pide que cierren más temprano.
Todos los negocios que se ciñan a la solicitud del gobierno, recibirán una ayuda económica por cada día que dure la medida.

-El estado de emergencia se mantendrá inicialmente hasta el próximo 7 de febrero, y se irá levantando paulatinamente y en la medida que los servicios hospitalarios de cada ciudad y prefectura vuelvan a la normalidad.

-Las autoridades del gobierno central han decidido trabajar de manera conjunta con las instituciones médicas de cada prefectura, para aumentar su capacidad hospitalaria, vale decir, la cantidad de camas para atender a los contagiados.

-El gobierno central también tiene como objetivo aumentar el pago al personal médico de todos los niveles, para asegurar que los centros de salud cuenten con personal suficiente. En los últimos meses y sobre todo semanas, se han registrado numerosas bajas de personal médico que ha pedido licencia o simplemente ha dejado de trabajar. Los incentivos económicos buscan revertir esta situación.

-El suministro de alimentos y todo tipo de productos se encuentra completamente asegurado para la zona declarada en emergencia, por lo cual no será necesario que la ciudadanía haga acopio de productos como papel higiénico.

-Durante el estado de emergencia las escuelas de todos los niveles seguirán funcionando normalmente. En cuanto a los exámenes de ingreso a las universidades que están programados para finales de mes, los mismos no se verán alterados.

-El servicio de entrega de comida sí podrá funcionar después de las 8 de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *