Archivo de la etiqueta: franciscogrillo

RESILIENCIA

“…tan pronto nos sale el clavo, se olvida to´ el sufrimiento”,  Rubén Blades en “Maestra Vida”.

Una de las habilidades más útiles para la vida.

Si yo te pregunto: ¿Cuánto tiempo más vas a estar sufriendo las consecuencias de la emergencia del COVID 19 (ansiedad, temor, estrés por el aislamiento, problemas económicos, etc)? ¿Qué pronóstico de tiempo le echarías?

En esta oportunidad, vamos a empezar hablando de algo que todos vamos a necesitar en los tiempos difíciles que estamos viviendo: La capacidad de recuperarnos de las adversidades o resiliencia.

Para entrar en tema, volvamos a la pregunta: ¿Cuánto tiempo más vas a estar sufriendo las consecuencias de la emergencia del COVID 19?

La mayor parte de la gente dirá que esto va a durar mucho, pero mucho tiempo. 

Por alguna extraña razón, las personas tendemos a estimar que los acontecimientos infelices van a tener una duración mucho más larga de la que en realidad terminan teniendo. 

Pero esto no es así. Así como nuestro organismo tiene un sistema inmunológico que reacciona frente a amenazas externas, nuestra mente viene preparada también para reaccionar frente a acontecimientos como difíciles y hace que nos recuperemos mucho más rápido de lo que inicialmente se piensa. 

Lo que pasa es que los malestares tienden a ocupar toda nuestra mente y no nos dejan ver nada más. Y cuando acaban -que siempre acaba-  simplemente nos olvidamos. 

Es así, somos muy malos cuando queremos hacer “pronósticos afectivos”, estimaciones sobre cuánto va a durar el padecimiento y eso hace que nuestra sensación de estar sufriendo se sienta con mucha mayor intensidad.

“Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre”.

Existe sin embargo una manera de combatir esta percepción y por lo tanto, aliviar un poco nuestros sentimientos negativos en medio de una adversidad. Se trata de tener en cuenta que “Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre”. 

Eran tiempos en que trabajaba como responsable de Imagen y Relaciones institucionales. Había estado haciendo eso en dos o tres empresas relativamente pequeñas o medianas y sentía que era mi actividad favorita.

Uno de esos dìas aparece un aviso en el diario en el que buscaban al Director de Relaciones Institucionales para una super corporación global a cargo de una de las marcas de más valor en el mundo mundial.

Era la oportunidad soñada: En ese tiempo pensaba que lo mejor que me podía pasar en mi vida era trabajar para esa empresa, en esa área específica y en ese cargo.

Y es así que presento mi solicitud, con poca fe en mí mismo,  pero con mucha ilusión, la verdad. Avanza el proceso, me citan, me entrevistaron, me hicieron pruebas e increíblemente para mí,  llegué a estar entre los dos finalistas. Y eligieron al otro…

Me pareció que era lo peor que me podía haber pasado y que nunca más podría tener nada mejor en la vida. Y no fue así. Todo fue mejor después de eso.

Sobre este mismo asunto,“Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre” trata un ejercicio muy interesante desarrollado por la gente de Positive Psychology. 

Un ejercicio muy interesante desarrollado por Positive Psychology. 

Es muy sencillo:

Empieza recordando un fracaso, adversidad o situación en que las cosas no salieron de acuerdo a lo planeado. Esa es la ventana que se cerró.

Ahora recuerda lo que sucedió luego de que esta ventana se cerró: ¿Acaso se te aparecieron nuevas oportunidades en las que no habías pensado? ¿Quizás esa oportunidad que surgió no la hubieras podido aprovechar si la ventana no se cerraba? Esta es la puerta que se te abrió y quizás sólo se abrió gracias a que nos estabas con la mente ocupada en la ventana que -felizmente- se cerró.

Date cuenta entonces que lo que te pareció tan malo en un momento, resultó ser una gran bendición. Se liberaron tu atención y tu energía para permitirte aprovechar esa otra oportunidad que de otra manera, hubieras desperdiciado.

Para terminar de aprovechar los hallazgos de este modo de pensar, intenta responderte otras preguntas:

  1. ¿Por qué se cerró la ventana? Quizás no era un buen momento, o el proyecto era malo realmente para ti. O no estabas lo suficientemente preparado, o no era lo mejor para ti, como pensaste.
  2. ¿Cuánto tardaste en encontrar la puerta? ¿Por qué te tardaste? Por causa tuya o fue que las cosas se presentaron de ese modo, simplemente.
  3. ¿Hubo alguien que te ayudó a abrir la puerta?¿Quién? ¿Cómo fue la ayuda en concreto?

Mediante estas reflexiones, serás mucho más consciente de que no siempre lo que crees que es una adversidad, lo es realmente. También podrás darte cuenta que siempre hay caminos alternativos y que se trata de mantener la mente abierta para percibirlo. 

Otro hallazgo fundamental es que hay gente a tu alrededor que te ayuda y mucho. Trata de ser agradecido y de ayudar a otros tú también. recuerda que el mundo da vueltas.

No olvides seguirme en Facebook, Instagram y Linkedin como @theskillsdude, en donde a diario publicó información de valor para tu desarrollo. Quieres saber más de mi? Encuentrame en www.theskillsdude.com

¿LAS SOFT SKILLS TE AYUDAN A SER FELIZ?

Esta pregunta me la hicieron hace poco en las redes sociales y la verdad, no supe qué responder. Debe ser cuestión de haters pensé (enemigos)…

Fuera de bromas, muy pocos tienen claro qué significa realmente eso de “ser feliz” y para serte franco, al momento en el que me lo preguntaron, no me había detenido a analizarlo con cuidado.
Probablemente recordaba alguna definición esotérica del tema que me habían dado en clase de filosofía, décadas atrás, pero con muy poca claridad.

De hecho, tenía la impresión de que lograr una definición uniformemente aceptada sobre la felicidad era un asunto que atormentaba a los filósofos desde la época de los griegos, quienes no se ponían de acuerdo si ser feliz consistía en autorrealizarse, en ser autosuficiente o en experimentar placer.
A partir de ello, muchas otras disciplinas y especialistas han ensayado diferentes explicaciones del tema, sin haber logrado un consenso que resulte destacable.

Resulta entonces que luego de 25 siglos, no nos hemos movido del lugar en el que estaba Aristóteles cuando afirmaba: “Todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pero en cuanto intentamos aclarar cómo podemos serlo empiezan las discrepancias”.

No vamos a entrar en debates aburridos, simplemente quiero contarte que tratando de responderle a mi seguidor la pregunta, me topé con algo que considero una verdadera joya en el universo de las habilidades blandas:


En efecto, de acuerdo con una publicación de Unicef, “La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1999, define las habilidades para la vida o competencias psicosociales como “la habilidad para enfrentarse exitosamente a las exigencias y desafíos de la vida diaria”.


Pues mira tu, nada menos: La OMS, esa que ahora está tan atareada con la conducción de la lucha contra la crisis sanitaria, se había tomado el tiempo necesario para analizar el impacto que tiene sobre el bienestar de las personas, el adecuado manejo de sus capacidades para relacionarse con uno mismo y con los demás.

Y no solo eso, sino que también había preparado una lista de las que considera más relevantes. Es decir, cuales son aquellas habilidades que a decir del organismo, nos van a ayudar a una vida más sana y saludable. Es casi como hablar de un Manual para una “Vida Feliz”.

Yo se que te interesa saber cuales son las habilidades incluidas en la famosa lista. Así que, no se diga más. Aquí te van:

1. Autoconocimiento
Esto tiene relación con la capacidad de establecer expectativas adecuadas y de orientar esfuerzos hacia la consecución de lo que realmente queremos y va a poder hacernos sentir satisfechos.
Para ello, el viejo consejo del pórtico del templo griego “Conócete a ti mismo” no pierde vigencia pese al tiempo transcurrido. Saber cómo piensas, la manera en que reaccionas, tus gustos y preferencias, así como las fortalezas y debilidades te van a permitir manejarte con más solvencia por la vida.

2. Empatía
Lograr ver el mundo desde la perspectiva o los ojos de otros es una habilidad que te evita sentirte defraudado o percibir que las personas han abusado de tu confianza. Por lo tanto, la empatía es una fuente muy importante de prevención de conflictos, que te permite canalizar energía hacia el logro de tus propósitos en lugar de utilizarla para enojarte y discutir con el prójimo.

3. Asertividad
Una de las consecuencias más nefastas de la falta de asertividad es vivir conforme a los deseos de otras personas o estar en permanente confrontación con quienes quieren que hagamos su voluntad y no la propia. Es desde esta perspectiva que ser una persona asertiva te ayuda a poner límites a los demás, expresando tus necesidades, emociones y sentimientos de una manera sobria y respetuosa.

4. Toma de decisiones
Según encuestas recientes, esta es la habilidad que más se echa de menos en los jóvenes que se incorporan a la fuerza laboral. La capacidad de escoger y de asumir las consecuencias de lo que hemos escogido, es una de las habilidades más valiosas que puedes desarrollar. Para este fin, debes ser capaz de observar el modo como piensas, evaluar escenarios, tener claridad sobre relaciones de causa y efecto. Ello te va a permitir tomar mejores decisiones.

5. Resolución de Problemas y Conflictos
La capacidad de salir del juego de “Suma Cero” por el cual en toda diferencia siempre habrá uno que gane y otro que pierda, es de mucho valor en este tiempo. Saber distinguir entre intereses y posiciones, poder generar alternativas valiosas para atender las necesidades de las partes en conflicto, pensar en “ganar-ganar” de modo permanente, son varias de las capacidades que derivan del dominio de esta habilidad.

6. Pensamiento Creativo
Hoy la velocidad del cambio es tan intensa, que la manera cómo resolvemos los viejos problemas no sirve más. Algo similar sucede con los nuevos problemas que nos acometen y que no tenemos idea de como resolver. En lugar de hundirnos en el desconsuelo, la habilidad del pensamiento creativo nos hace posible encontrar las relaciones entre hechos y situaciones aparentemente inconexos y percibir las cosas que nadie logra ver todavía. De esa manera, podremos idear nuevas maneras de resolver contrariedades.

7. Pensamiento Crítico

Identificar y calificar la información pertinente y las fuentes de las que proviene, liberar nuestro proceso mental de sesgos y emociones contraproducentes y finalmente tomar decisiones oportunas y adecuadas, nos permite un alto nivel de satisfacción y confianza en un mundo cada vez más confuso.
Es por este motivo que te aconsejo desarrollar esta habilidad.

Muchas de estas habilidades forman parte de cursos que hemos desarrollado y que están disponibles para ti en la sección de CURSOS. En cuanto a los que no tenemos aún, déjame decirte que están incluidas en nuestro plan de desarrollo de contenidos del presente año. Si te interesa que prioricemos un tema en específico para atender tu necesidad, solo tienes que escribirme a hola@theskillsdude.com y hacérmelo saber.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude

Bibliografía
1. UNICEF VENEZUELA. Habilidades para la vida. Herramientas para el #BuenTrato y la prevención de la violencia. Mayo 2017.