¿UNA MUJER PODRÁ OCUPAR EL TRONO DEL CRISANTEMO?

El emperador Akihito abdicó al trono en una figura jamás vista dentro de la Familia Imperial, ya que el emperador sólo abandona el trono cuando fallece (Foto: Kyodai)

El emperador Akihito abdicó al trono en una figura jamás vista dentro de la Familia Imperial, ya que el emperador sólo abandona el trono cuando fallece (Foto: Kyodai)

Japón vuelve a iniciar estudio sobre la sucesión imperial

El martes 23, un panel conformado por seis miembros inició sus deliberaciones para determinar si en el futuro una mujer podría ocupar el Trono del Crisantemo, un tema capital para asegurar una línea estable de sucesión imperial.

Estudiado y rechazado numerosas veces en años anteriores, el tema ha cobrado actualidad debido a varios factores entre los que se cuentan, la abdicación al trono el 30 de abril del 2019 del emperador Akihito; la constante disminución de miembros de la Familia Imperial debido entre otros motivos, a la baja tasa de natalidad dentro de la familia; y al hecho de que la única descendencia directa del actual emperador Naruhito de 61 años de edad, es su hija Aiko de 19 años de edad.

A pesar de que en el pasado seis mujeres han llegado a ocupar el Trono del Crisantemo, las actuales leyes establecen que sólo un varón puede convertirse en emperador, lo cual determina que los actuales herederos del emperador Naruhito sean solo tres: su hermano el príncipe Fumihito (55); su sobrino e hijo del príncipe Fumihito, el  príncipe Hisahito (14); y su tío, el príncipe Hitachi (85).

En el 2006, el nacimiento del príncipe Hisaito fue noticia nacional, y le dio a los conservadores, un motivo para retrasar aún más la discusión sobre si una mujer podría convertirse en emperatriz (Foto: Kyodai)

En el 2006, el nacimiento del príncipe Hisaito fue noticia nacional, y le dio a los conservadores, un motivo para retrasar aún más la discusión sobre si una mujer podría convertirse en emperatriz (Foto: Kyodai)

La tarea del panel, que deberá presentar las conclusiones de su estudio al parlamento durante el próximo otoño, será escuchar la opinión de 20 expertos en campos relacionados la sucesión imperial, así como a la posibilidad de ampliar la Familia Imperial incluyendo miembros de ramas que en la actualidad no son contempladas para la sucesión, entre otro temas.

A pesar de que el 85% del público japonés se encuentra a favor de que una mujer se convierta en emperatriz, de acuerdo a una encuesta realizada por la Agencia de Noticias Kyodo el año pasado,  la medida es resistida por la línea conservadora del gobernante Partido Liberal Democrático.