Archivo de la categoría: MOTIVACION

5 ESTRATEGIAS PARA VIVIR EL PRESENTE Y DISFRUTAR CADA MOMENTO

Nuestro hogar no está en el pasado ni en el futuro. Está en el aquí y el ahora. La vida está disponible sólo en el momento presente. Es lo único que realmente tenemos y en donde vivimos La atención plena (también se le conoce como “Mindfulness”) es la energía que nos ayuda a reconocer las condiciones de felicidad que ya están presentes en nuestra vida.

No tienes que esperar diez años para experimentar esta felicidad. Está presente en cada momento de tu vida diaria. Aunque no lo creas, algunos de nosotros estamos vivos pero no somos conscientes de ello. Pero cuando inhalas y eres consciente de tu inspiración, entras en contacto con el milagro de estar vivo. Por eso la atención plena es fuente de felicidad y alegría.

La mayoría de la gente es olvidadiza; en realidad, no están allí la mayor parte del tiempo. Su mente está atrapada en sus preocupaciones, sus miedos, su ira y sus arrepentimientos, y no son conscientes de estar allí.


Ese estado del ser se llama olvido: estás ahí pero no lo estás. Estás atrapado en el pasado o en el futuro. No vives en el momento presente. Eso es olvido.


Lo opuesto al olvido es la atención plena.

Es cuando estás realmente ahí, en cuerpo y mente juntos. Inhala y exhala conscientemente, trae tu mente de regreso a su cuerpo y está allí. Cuando tu mente está ahí con tu cuerpo, estás establecido en el momento presente. Entonces podrás reconocer las muchas condiciones de felicidad que hay en ti y a tu alrededor, y la felicidad surge de forma natural.


Cómo desarrollar la atención plena

Marra[1] analiza cinco estrategias básicas para desarrollar la atención plena:

Ten en cuenta una cosa a la vez

La atención plena requiere una atención enfocada conscientemente hacia una idea, sentimiento o sensación mantenida en la conciencia. No se puede ser consciente de varias cosas a la vez, ya que la atención plena significa prestar atención deliberada a cada pensamiento, sentimiento o sensación que surja en tu experiencia. Práctica el desarrollo de la conciencia plena de una sola cosa en un momento dado. Quizás eso signifique ser consciente de un dolor de espalda, notar con plena conciencia su presencia … no tratar de juzgar el dolor como “bueno” o “malo”, sino más bien darse cuenta de lo que es y permitir que esto sea suficiente.

Quizás estar atento a una cosa en el momento signifique dedicar toda tu atención consciente a una sensación de somnolencia. Observa todas las sensaciones físicas que acompañan a esa sensación de sueño. Da la bienvenida a todos los aspectos de la realidad del momento presente en tu plena conciencia.

No juzgues

Cuando practicas la atención plena, no estás activamente resolviendo problemas ni buscando soluciones. Se trata simplemente de observar tu experiencia en el momento presente con curiosidad, apertura, aceptación y amor. Cuando eliges cultivar tu yo observador mediante la práctica de la atención plena, también estás tomando la decisión de dejar de lado temporalmente la necesidad de cambiar, luchar o negar cualquier aspecto de tu experiencia. En un estado de verdadera atención, te abstienes de emitir juicios sobre tu experiencia, no importa cuán dolorosa (o maravillosa) pueda ser … simplemente la dejas ser.

Sé consciente del momento

Elige observar completamente lo que está sucediendo en tu experiencia interna y externa en este momento. Deja ir la necesidad de concentrarte en el pasado o en el futuro y lleva tu plena conciencia a este momento en el tiempo. Reconoce que el tiempo dedicado a pensar o preocuparse por el pasado es inútil. El pasado se fue. No hay nada que puedas hacer para cambiar nada de eso. El futuro aún está por llegar. No hay nada que puedas hacer para alterarlo mágicamente. La verdad es que siempre es ahora. La forma en que puede “cambiar” el futuro es eligiendo pensamientos y comportamientos en el momento presente que traerán consigo el futuro que deseas. Cuando llegue el “futuro”, volverá a ser “ahora”. Deja ir el pasado y el futuro… son ilusiones.

Concéntrate en tus sentidos

Práctica la aplicación de la conciencia plena a todos los aspectos de tu experiencia corporal. Observa atentamente lo que ves, oyes, saboreas, sientes y hueles. Empieza a notar pequeños aspectos de tu experiencia sensorial que normalmente pasas por alto. Elige dirigir tu atención a los olores sutiles en el aire, los sabores de alimentos nuevos y familiares y los sonidos que te rodean. La idea detrás de dirigir tu conciencia consciente hacia las experiencias de sus sentidos es ayudarte a ponerte en contacto con aspectos de tu experiencia cotidiana que generalmente tienes desconectados.Observa todos los aspectos de tu experiencia sentida sin juzgar nada de ella.

Ábrete a la comodidad y la incomodidad. Cuando dejas de intentar evitar las cosas que te incomodan, pierden su poder sobre ti. Cultiva una actitud abierta, curiosa y suave de atención plena hacia lo que percibes y sientes. ¿Cómo cambia tu experiencia a través de la aceptación consciente de ella tal como es?

Describe tu experiencia

Empieza a practicar la descripción de tu experiencia interna y externa con el lenguaje. Una vez que te sientas más cómodo al darte cuenta de todos los aspectos del momento presente, pon palabras a lo que observas.

Describe las cualidades de tu conciencia en el momento presente: De tus pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales. Evita usar lenguaje crítico o describir lo que “deberías” pensar o sentir.

Simplemente describe lo que piensas y sientes. Si te sientes aburrido, de mal humor o infeliz, describe atentamente las cualidades de esta experiencia. Permítete pensar y sentir tal como lo haces.

Una vez que comiences a notar, describir y aceptar de manera realista tu experiencia del momento presente tal como es, tendrás el poder de tomar nuevas decisiones y desarrollar nuevos patrones de comportamiento.

Si tu patrón habitual es luchar contra tu experiencia o negar las cosas que te resultan incómodas, elige romper este patrón aceptando plenamente lo que estás pensando y sintiendo. Simplemente aceptar lo que normalmente no aceptas es hacer algo diferente. La elección de actuar de nuevas formas es el comienzo de liberarse de sus viejos patrones y avanzar hacia la vida que deseas llevar.


[1] Marra, T. (2004). Depressed and anxious: The dialectical behavior therapy workbook for overcoming depression and anxiety. Oakland, CA: New Harbinger. [Google Scholar]

SABER PENSAR BIEN

Mi padre amaba París.

Nunca estuvo allí, pero lo conocía de cabo a rabo, mucho antes de Google Maps, Tripadvisor o Youtube. Era muy frecuente verlo ocupar sus tardes recorriendo con el dedo una guía de calles de la Ciudad Luz que guardaba como uno de sus tesoros más preciados, deteniéndose en los puntos más emblemáticos: Place de L’Etoile, Museo de Louvre, Torre Eiffel, Moulin Rouge, al tiempo de hablarnos de las maravillas que allí podrían verse y de lo bien que la pasaríamos cuando al fin pudiéramos visitarla de verdad. En mi episodio de hoy te cuento como nunca pudo visitarla debido a fallas en su pensamiento crítico

Sí, el mayor sueño de mi padre era viajar a París y conservaba con afán un fondo de ahorros para financiar la aventura para cuando se jubilara. Un día, viendo su fecha de jubilación cerca, tomó una decisión arriesgada e inusual para un conservador como él: Sin consultarlo con nadie, invirtió el 100% del dinero que tenía guardado con el fin de hacerlo crecer y así multiplicar el bienestar y la diversión del paseo.

¿Dónde lo metió? En una empresa que estaba ofreciendo pagar retornos fantásticos a muy corto plazo. Toda la ciudad estaba hablando de dicha compañía; era liderada por un grupo de personas de aspecto respetable y los “inversionistas” que se habían beneficiado de esta “máquina” de producir dinero, se contaban ya por miles. La gente colmaba las oficinas de la firma, todos buscando entregarles alegremente su dinero para verlo multiplicado hasta el paroxismo. ¡No había cómo perder!

¡No había cómo perder! Y, sin embargo, perdió.

La empresa fue clausurada por las autoridades poco después por estafa. Cae por su propio peso que mi padre no pudo recuperar ni un centavo de lo que depositó, junto con otros 20,000 “Inversionistas” que también perdieron todo su dinero.

Siempre me intrigó mucho como una persona preparada, (mi padre era médico, por lo tanto, formado en el método científico de investigación), había podido caer con tanta facilidad en los cantos de sirena de quienes ofrecían ganancias imposibles y probablemente no haya una respuesta única y definitiva.

Mantener “afilada el hacha” de nuestro pensamiento crítico.

Lo que queda claro es que no utilizó en forma adecuada sus habilidades de pensamiento crítico al tomar tan terrible decisión. Lo realmente preocupante es lo poco que la mayoría de nosotros nos dedicamos a mantener “afilada el hacha” de nuestro propio pensamiento crítico. Quizás demos por hecho que tan garrafales errores solo los cometen otros y que nunca nos va a suceder algo semejante.

Abundante evidencia demuestra que -especialmente en el plano empresarial- los mayores desastres ocurren porque las personas que integran las compañías son incapaces de ver con suficiente anticipación lo que está ocurriendo e inferir adecuadamente las consecuencias que pueden derivarse de ello.

Vivimos tiempos de alta complejidad en los que es obligatorio que todas las personas y las organizaciones seamos capaces de tomar decisiones adecuadas, siguiendo un correcto acopio de información, interpretando de forma objetiva la misma y evitando ser víctimas de nuestros sesgos de pensamiento.

Por estas razones, el pensamiento crítico es una de esas habilidades o “soft skills” y que -al igual que otras- tiene una importancia fundamental.

Se define como la capacidad de analizar objetivamente una situación o problemas, así como de los hechos, datos y evidencias asociadas a aquellos. Se apoya en el uso de la lógica para tomar decisiones fundamentadas en hechos e información de fuente confiable, sin la influencia de sentimientos personales, opiniones o prejuicios.

Seis pasos para desarrollar tu capacidad de pensar críticamente.

Para ayudarte a fortalecer tu habilidad de pensamiento crítico, te comparto seis pasos cruciales que necesitas desarrollar para mejorar tu capacidad de pensar críticamente. Para entenderlo un poco mejor, te sugiero tener en mente la situación que vio mi padre al invertir su fondo para el viaje a Paris: Una empresa que estaba pagando retornos enormemente altos, superiores a los de cualquier otra inversión normal. Si esto no te parece, puedes utilizar cualquier otra situación, como por ejemplo la siguiente afirmación: “La Ivermectina cura el Covid y no quieren que lo sepas”

Identificar: ¿Cuál es la situación que tengo delante? ¿Cuáles son los elementos o factores que ejercen influencia sobre ella? Para ser más efectivos en esta tarea, te sugiero que te formules preguntas como las siguientes:

a. ¿Qué es lo que está ocurriendo? ¿Quien lo hace?

b. ¿Cuál es la razón (aparentemente al menos) por la que ocurre esto?

c. ¿Qué consecuencias hay? ¿Hay algo que podría cambiar? ¿Cómo?

Investigar: Esta es la fase en la que haces una comparación entre los factores a favor y en contra del tema. Es importante tener cuidado con los argumentos porque pueden ser muy persuasivos (en muchas oportunidades son diseñados así): Fijate que contengan cifras y referencias validables, que sean dadas en contextos adecuados y que provengan de fuentes confiables. Verifica por tu cuenta, de ser factible, acudiendo a la misma fuente.

Identificar sesgos de pensamiento: Esta es quizás la parte más difícil. A mi me ayuda imaginarme a mí mismo como si fuera un juez en un proceso. Me interesa saber qué es lo que pretenden cada una de las partes en conflicto, sin tomar partido anticipado por ninguna de ellas. En esta etapa es muy importante ser capaz de cambiar mi punto de vista para evitar sesgos: Me comprometo a mirar las cosas como si yo fuera un observador imparcial.

Inferir: La información rara vez llega con un “Manual del Usuario”. En más de una oportunidad vas a tener que saltar a conclusiones basadas apenas en data cruda. Tienes que tener presente que no toda inferencia es correcta. Aprender a inferir correctamente te va a ayudar a extrapolar información y acercarte a conclusiones certeras.

Determinar relevancia: Una vez que has logrado sacar tu conclusión con la información disponible y las precauciones del caso, llega el momento de definir ¿cuál información es realmente la importante? Para ello, suele ayudar no perder de vista ¿cuál es el objetivo de todo el análisis? Es decir, ¿hacia dónde quieres llegar? ¿Qué te ayuda a discernir la utilidad de esa información que has definido como importante para tus fines?

No perder la curiosidad: Implica tener en cuenta que no todo lo que brilla es oro. Sin importar cuán rigurosos hayas sido en tu análisis, estás siempre dispuesto a someter tu conclusión a la prueba de los 5 ¿por qué? Es decir, profundizar en las razones por las que estás tomando esa decisión y no otra. Recordar que preguntar abiertamente te obliga a un mayor nivel de elaboración de la respuesta, por lo tanto a pensar más y mejor.

¿Quieres saber más sobre habilidades para ser exitoso? Date una vuelta por mi web www.theskillsdude.com. Está nuevecita y tiene mucho contenido interesante sobre habilidades para relacionarte y tener éxito. También puedes seguirme como @theskillsdude en Instagram, Facebook y Linkedin.

COMUNÍCATE MEJOR EN ÉPOCAS DE DISTANCIAMIENTO

Seguro ya me lo has oído decir antes. Cuando no tenemos cerca a nuestros interlocutores, la calidad de nuestra comunicación se deteriora.

Se debe principalmente a que los seres humanos desciframos los mensajes que otras personas nos hacen llegar, y no solamente de acuerdo a las palabras que estas utilizan para decirnos algo.

Además de dichas palabras, nosotros interpretamos estos mensajes a partir de elementos como el tono de la voz, la velocidad en la que nos hablan, los gestos que acompañan a los mensajes y hasta las posturas corporales.

Por lo tanto, si debido a las restricciones que nos impone la crisis sanitaria, no podemos acercarnos, no podemos vernos de cuerpo entero o tenemos partes de nuestros rostros cubiertas por las máscaras faciales, las personas tenemos serios inconvenientes en decodificar adecuadamente los mensajes. Es decir, no nos logramos entender adecuadamente.

Si a ello le añadimos que las personas están atravesando por situaciones de incertidumbre, cansancio por lo prolongado de la crisis, deterioro emocional por las pérdidas sufridas, entre otros factores; entonces la cosa se pone muy complicada.

Resulta urgente que empieces a mirar la manera como te comunicas en estos tiempos para que así puedas enfrentar adecuadamente todos estos inconvenientes.

Distanciamiento físico, no distanciamiento social

Es muy importante, especialmente en estos tiempos, recordar que, aunque se espera que mantengamos nuestra distancia física de los demás, resulta fundamental que mantengamos nuestras conexiones sociales.

Las conexiones sociales son increíblemente importantes para todos nosotros, seamos niños, jóvenes, adultos o personas mayores. Nos ayudan a conectarnos con un mundo fuera de nuestro hogar, a comprender que no estamos solos en nuestros desafíos y a mantener relaciones con quienes amamos y cuidamos.

Por supuesto, ahora estas conexiones probablemente se realicen a través de una pantalla. Pues bien, para asegurarnos de que seamos capaces de mantener y hasta fortalecer nuestras relaciones en estos tiempos, toma nota de los siguientes consejos, que tomé de un artículo escrito hace poco por Emily Mendez (1).


¿Con quién deberías conectarte?

No solo con la gente que vive contigo, es muy importante hacerlo también con otras personas. Si estás pasando por el estado de emergencia sin compañía, asegúrate de comunicarte con alguien, por mensaje de texto, videollamada o llamada telefónica, al menos una vez al día.

Está bien ser vulnerable y pedirle a tus amigos o familiares que se comuniquen contigo durante la semana. Los seres humanos están orientados a las relaciones por naturaleza, por lo que es muy probable que tú no seas el único que se beneficiará de una interacción virtual regular.

También es importante conectarse con las personas que pueden sentirse incómodamente cercanas en este momento. Si estás en cuarentena con tus padres, pareja o compañero de cuarto, asegúrate de comunicarte de manera eficaz con ellos en lugar de simplemente “existir” cerca de ellos.


Técnicas de comunicación para épocas inusuales

Maneja bien tu tono de comunicación
Es muy importante tener en cuenta que todos comunican sus sentimientos de diferente manera durante los momentos estresantes. No te tomes como algo personal si las personas en tu vida parecen “cerradas”.

No, es necesario “caminar de puntillas” alrededor de tu amigo o familiar que se niega a abrirse contigo.
Sin embargo, también debes reconocer que no todo el mundo habla a su manera a través del estrés.

Desde épocas ancestrales, los seres humanos podemos tener dos tipos de reacciones diferentes frente a situaciones que consideramos peligrosas: Pelear o huir.

Entonces, no debe causarnos sorpresa que situaciones de alto estrés como las que nos ha tocado vivir, desencadenan reacciones que en apariencia resultan difíciles de explicar: Me quiero acercar, pero rehúye. Quiero hacerla sentir bien, pero pelea conmigo.

Son reacciones condicionadas por este fenómeno. Lo importante aquí es que te sientas libre de expresar tus propios miedos, esperanzas y ansiedades en el momento presente.
Además, deja en claro que comprendes si los demás aún no están listos para hacerlo.

Válete de “Actos de servicio” para comunicarte mejor.
Por ejemplo, si tú y tu pareja se han encontrado haciendo malabares con el trabajo y el cuidado de los niños en cuarentena, los actos de servicio pueden ayudar a suavizar algunas de las turbulencias.

Tener una taza de café lista para tu pareja cuando se despierte podría significar más de mil palabras en una mañana agitada. No tengas miedo de comunicar tareas específicas para las que necesitas ayuda.

Es posible que la persona que vive contigo no sepa instintivamente cómo “aligerar su carga” de una manera que sea útil. Usar un tono positivo y no acusatorio al vocalizar tus necesidades es una excelente manera de activar una mentalidad de equipo.

Elige con cuidado las palabras
Un millón de ideas pueden pasar por nuestras mentes cuando estamos ansiosos. Puede ser tentador decirle a alguien que sus miedos son infundados, extravagantes o “locos”. Esto solo aumenta los sentimientos de ansiedad e incomodidad.

Es importante reconocer los sentimientos de quienes te rodean, incluso si ves una realidad diferente. Todos sabemos que decirle a una persona ansiosa que se “calme” es lo peor que puede hacer.

¿Y si eres tú el que se siente ansioso? Es razonable pedirle a un compañero o amigo que escuche sin comentar. Existe una buena posibilidad de que la persona con la que te estás desahogando quiera “solucionar” el problema y se lance a darte consejos. Lo puedes evitar si les haces saber con anticipación que solamente quieres hablar de tus temas para así sentirte mejor. Que si tan solo te escucha, te estará ayudando mucho.

Intercala frases o palabras positivas
¿Por qué no inventar un mantra positivo para usar en tu hogar o círculo profesional?
Incluir palabras positivas en una conversación te beneficia tanto a ti como a tu oyente. ¡De hecho, está comprobado que elegir palabras positivas cambia nuestra forma de pensar y nuestro desempeño! La razón para ello es que tu cerebro cree al pie de la letra lo que le dices.

Si lo fuerzas a usar palabras positivas con frecuencia, tu mente se encargará de que estas palabras y su significado estén más a la mano, cuando haga falta. Así cuando necesites explicarte o explicar a otros lo que está sucediendo, recordarás las palabras positivas más fácilmente. Aún los inconvenientes más graves te parecerán más fáciles de resolver.

Si quieres acostumbrarte a pensar en positivo, prueba hacer el siguiente ejercicio:

  • Haz una lista de palabras y emociones positivas. Si no estás seguro de cuáles son, busca en Google “Lista de palabras positivas” (Beneficio, éxito, novedad, genial, excelente, etc.)
  • Anota varias palabras en tarjetas, una en cada tarjeta
  • Corta cada ficha por la mitad, cuidando que el corte sea entre sílabas (Beneficio; Excelente)
  • Mézclalas con otras, como si fueran un mazo de cartas
  • Vuelve a ordenar las palabras en el sentido correcto
    Al hacer este ejercicio, tu mente se verá obligada a pensar en muchas palabras positivas, eso hará que las tenga más presentes la próxima vez que lo necesites.

¿Quieres saber más de cómo desarrollar capacidad de comunicación para gestionar equipos de personas que están trabajando a distancia?

Tengo un curso especialmente pensado para ello.
Se llama Soft Skills para liderar equipos a distancia y ha sido pensado para darte todas las herramientas que necesitas para tu equipo al que ya no puedes ver a diario, siga siendo un equipo de alto rendimiento.
Lo puedes encontrar en la sección de CURSOS.

Bibliografías

  1. A Guide to Positive, Effective Communication in a Time of Social Distancing – SonderMind. (2021). recuperado el 3 de abril del 2021

No olvides seguirme en Facebook, Instagram y Linkedin como @theskillsdude, en donde a diario publico información de valor para tu desarrollo. Quieres saber más de mi? Encuéntrame en www.theskillsdude.com

RESILIENCIA

“…tan pronto nos sale el clavo, se olvida to´ el sufrimiento”,  Rubén Blades en “Maestra Vida”.

Una de las habilidades más útiles para la vida.

Si yo te pregunto: ¿Cuánto tiempo más vas a estar sufriendo las consecuencias de la emergencia del COVID 19 (ansiedad, temor, estrés por el aislamiento, problemas económicos, etc)? ¿Qué pronóstico de tiempo le echarías?

En esta oportunidad, vamos a empezar hablando de algo que todos vamos a necesitar en los tiempos difíciles que estamos viviendo: La capacidad de recuperarnos de las adversidades o resiliencia.

Para entrar en tema, volvamos a la pregunta: ¿Cuánto tiempo más vas a estar sufriendo las consecuencias de la emergencia del COVID 19?

La mayor parte de la gente dirá que esto va a durar mucho, pero mucho tiempo. 

Por alguna extraña razón, las personas tendemos a estimar que los acontecimientos infelices van a tener una duración mucho más larga de la que en realidad terminan teniendo. 

Pero esto no es así. Así como nuestro organismo tiene un sistema inmunológico que reacciona frente a amenazas externas, nuestra mente viene preparada también para reaccionar frente a acontecimientos como difíciles y hace que nos recuperemos mucho más rápido de lo que inicialmente se piensa. 

Lo que pasa es que los malestares tienden a ocupar toda nuestra mente y no nos dejan ver nada más. Y cuando acaban -que siempre acaba-  simplemente nos olvidamos. 

Es así, somos muy malos cuando queremos hacer “pronósticos afectivos”, estimaciones sobre cuánto va a durar el padecimiento y eso hace que nuestra sensación de estar sufriendo se sienta con mucha mayor intensidad.

“Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre”.

Existe sin embargo una manera de combatir esta percepción y por lo tanto, aliviar un poco nuestros sentimientos negativos en medio de una adversidad. Se trata de tener en cuenta que “Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre”. 

Eran tiempos en que trabajaba como responsable de Imagen y Relaciones institucionales. Había estado haciendo eso en dos o tres empresas relativamente pequeñas o medianas y sentía que era mi actividad favorita.

Uno de esos dìas aparece un aviso en el diario en el que buscaban al Director de Relaciones Institucionales para una super corporación global a cargo de una de las marcas de más valor en el mundo mundial.

Era la oportunidad soñada: En ese tiempo pensaba que lo mejor que me podía pasar en mi vida era trabajar para esa empresa, en esa área específica y en ese cargo.

Y es así que presento mi solicitud, con poca fe en mí mismo,  pero con mucha ilusión, la verdad. Avanza el proceso, me citan, me entrevistaron, me hicieron pruebas e increíblemente para mí,  llegué a estar entre los dos finalistas. Y eligieron al otro…

Me pareció que era lo peor que me podía haber pasado y que nunca más podría tener nada mejor en la vida. Y no fue así. Todo fue mejor después de eso.

Sobre este mismo asunto,“Cuando una ventana se cierra, una puerta se abre” trata un ejercicio muy interesante desarrollado por la gente de Positive Psychology. 

Un ejercicio muy interesante desarrollado por Positive Psychology. 

Es muy sencillo:

Empieza recordando un fracaso, adversidad o situación en que las cosas no salieron de acuerdo a lo planeado. Esa es la ventana que se cerró.

Ahora recuerda lo que sucedió luego de que esta ventana se cerró: ¿Acaso se te aparecieron nuevas oportunidades en las que no habías pensado? ¿Quizás esa oportunidad que surgió no la hubieras podido aprovechar si la ventana no se cerraba? Esta es la puerta que se te abrió y quizás sólo se abrió gracias a que nos estabas con la mente ocupada en la ventana que -felizmente- se cerró.

Date cuenta entonces que lo que te pareció tan malo en un momento, resultó ser una gran bendición. Se liberaron tu atención y tu energía para permitirte aprovechar esa otra oportunidad que de otra manera, hubieras desperdiciado.

Para terminar de aprovechar los hallazgos de este modo de pensar, intenta responderte otras preguntas:

  1. ¿Por qué se cerró la ventana? Quizás no era un buen momento, o el proyecto era malo realmente para ti. O no estabas lo suficientemente preparado, o no era lo mejor para ti, como pensaste.
  2. ¿Cuánto tardaste en encontrar la puerta? ¿Por qué te tardaste? Por causa tuya o fue que las cosas se presentaron de ese modo, simplemente.
  3. ¿Hubo alguien que te ayudó a abrir la puerta?¿Quién? ¿Cómo fue la ayuda en concreto?

Mediante estas reflexiones, serás mucho más consciente de que no siempre lo que crees que es una adversidad, lo es realmente. También podrás darte cuenta que siempre hay caminos alternativos y que se trata de mantener la mente abierta para percibirlo. 

Otro hallazgo fundamental es que hay gente a tu alrededor que te ayuda y mucho. Trata de ser agradecido y de ayudar a otros tú también. recuerda que el mundo da vueltas.

No olvides seguirme en Facebook, Instagram y Linkedin como @theskillsdude, en donde a diario publicó información de valor para tu desarrollo. Quieres saber más de mi? Encuentrame en www.theskillsdude.com

RECETA PARA SUPERAR LA CRISIS

Aunque hasta el momento (viernes 11 de Junio) la decisión de quién llevará las riendas del Perú en los próximos años sea incierto, lo real es que al margen de quien sea esa persona, no hay comentarista que dude que no la va a tener fácil para gobernar, porque la oposición y los ciudadanos se encargarán de que su gestión sea para el bien del país.

¿Qué pasa si nos detenemos un poquito, dejamos de teclear en redes, hacemos una cura de silencio y reflexionamos? ¿Qué pasa si trabajamos en dar balance a nuestros pensamientos negativos que nos llevan a encontrarnos al borde del abismo? ¿Realmente, es el fin de una nación? ¿El armagedón llegó al Perú? ¿La economía se encamina al desastre?

Estas y muchas interrogantes rondan por nuestras mentes en estos difíciles momentos que vivimos. Pero, si pensamos un momento en lo siguiente y me dices ¿si esto es cierto o no?

  • La familia, mi familia, tu familia es el núcleo de toda sociedad. Una familia rota es una sociedad fracasada. (Si/No)
  • No vale la pena morir (ni de amor) por alguien que ni te conoce. (Si/No)
  • Una herida, mientras más profunda, demora en curar y más en cicatrizar. (Si/No)

    Si en tus respuestas por lo menos has marcado dos SÍ, entonces, ¿qué podemos hacer para pasar de ese pensamiento negativo a uno más esperanzador, para que el miedo y la desesperanza
    desaparezcan? Pues apelando a los elementos que nos unen como nación. Haremos una analogía culinaria.

Para que nuestro plato llamado PERÚ salga de rechupete necesitamos:

INGREDIENTES:

1 kilo de emociones,
½ kilo de diálogo y
una taza de optimismo sin preparar.

PREPARACIÓN:

Limpie bien el kilo de emociones, quitando el miedo, el odio y toda la ansiedad que encuentre en su interior, no se preocupe si luego de lavarlo bien le quedan solo unos gramos.

En un bol tan grande como sus brazos abiertos, coloque sus emociones limpias y agregue el diálogo acompañado con lo que tenga en casa. Una vez que empiece a mezclarse sentirá un aroma delicioso (si siente un olor desagradable es porque no limpió bien las emociones, empiece de nuevo), que te comenzará a transportar a tus mejores recuerdos.

Y, por último, vierta la taza de optimismo en la mezcla y salpicado de ideas de muchos colores, verá que la masa empieza a crecer.

Viértalo en una fuente lo suficientemente grande como para compartir y póngalo en el horno previamente desarrollado. Estará listo cuando sienta que se forma una capa dura, la que evita que la mugre, el fuego y los golpes afecten su interior suave y limpio. Sáquelo y comparta generosamente sus logros, le aseguro que una vez probado, todos querrán hacer el suyo”.

Algo que me gusta de la política nipona es que toda la población tiene claro que hasta el Primer Ministro es un funcionario del estado, y por ello se debe a sus jefes, que son cada uno de los ciudadanos, y no es al revés.

La labor de un presidente, canciller o primer ministro es poner al estado en beneficio de sus ciudadanos. Una situación contraria es característica de una dictadura o del extremismo, y esto sucede solamente si la gente lo permite.

Caminemos libres de emociones negativas, en el camino conversamos con todos los que nos rodean con empatía y respeto, y miremos adelante con optimismo porque no hay nada mejor para un país que una ciudadanía limpia, resiliente, pacífica y unida.

Comparte la receta.

DESAFÍOS DE LIDERAR EQUIPOS A DISTANCIA, SEGÚN LINKEDIN

Dos veces por semana recibo de Linkedin un boletín que se llama “The Future of Working” o “El futuro del trabajo”.
El propósito del boletín es compartir historias e investigaciones sobre los factores que nos afectan a nosotros y a nuestro trabajo mientras navegamos por el COVID-19.
Tiene autores y contenidos de primera, así que si el tema te preocupa (como nos preocupa a todos) te recomiendo suscribirte.

La semana pasada, recibí un artículo escrito por Raghu Krishnamoorthy, quien es un experimentado líder en gestión de personas en diversas industrias como servicios financieros, aviación, salud y conocimiento de las realidades de los mercados de Asia, Europa y EEUU.
El artículo en cuestión se llama “What are we learning about the NEW competencies of a virtual leader?” o “¿Qué es lo que estamos aprendiendo sobre las nuevas competencias de un líder virtual?”.

Trata temas relacionados con los problemas que hoy los líderes que gestionan equipos a distancia, enfrentan en la relación cotidiana con sus equipos de trabajo, debido al distanciamiento que nos ha impuesto la pandemia.

Me permito acotar aquí que si bien es la crisis sanitaria el origen de muchos de estos temas, yo personalmente no creo que una vez superados los problemas el fenómeno del trabajo desde casa se reduzca hasta desaparecer.
Tengo la impresión de que esta modalidad de trabajo es parte de la “nueva normalidad” con la que tendremos que convivir en lo sucesivo. Pero más allá de mis ideas al respecto, me parece importante compartir contigo varios planteamientos muy interesantes, contenidos en el artículo de Krishnamoorthy.

Los hallazgos sobre el liderazgo a distancia

El autor señala que en sus investigaciones sobre los cambios del trabajo en casa, encuentra cuatro inconvenientes principales desde la perspectiva del trabajo de los líderes (Lo que leerás a continuación es una traducción e interpretación libre mía del texto original escrito en inglés):

a) Falta de interacción física, lo que significa una pérdida de sinergias cara a cara. Apenas un 30% de todas las comunicaciones ocurren verbalmente, el resto ocurre de manera no verbal. Como consecuencia, comunicarse a través de la computadora es solo el 30% de lo que ofrece un entorno cara a cara.

b) Problemas en la generación de confianza, ya que esta tendrá que construirse a distancia, sin una conexión humana natural. Un estudio afirma que se necesitan de 3 a 9 meses para establecer la confianza siempre que exista un esfuerzo consciente para hacerlo. La comunicación por medios digitales con los nuevos colaboradores se ve muy afectada entonces.

c) Problemas importantes de previsibilidad y fiabilidad. Debido a que la coordinación no es espontánea, debe ser deliberada y focalizada. Si bien la productividad no ha disminuido (ya que los empleados ahorran tiempo de viaje, tiempo de reunión, restricciones de viaje, etc.), muchos líderes no están seguros de la efectividad en proyectos a largo plazo, que requieren creatividad y colaboración.

d) Deterioro de relaciones e interacción sociales. El uso de sistemas de videoconferencia hace que la comunicación pierda gran parte de la riqueza disponible solo en interacciones cara a cara.

Una cierta “ósmosis” social y humana es esencial para que las personas tengan un sentido de comunidad y pertenencia. En su ausencia, las interacciones se vuelven más transaccionales.
Y no es fácil hacer algo transformador. No es sólo cómo se hace el trabajo lo que ha cambiado ahora; incluso cambió la forma en que los líderes desempeñan sus funciones.
Por lo tanto, estos deben adaptarse a un rol completamente nuevo: nuevas herramientas, nuevas formas de trabajar, dirigir e involucrar a sus equipos.

A menos que los líderes se den cuenta y cambien con las diferentes dinámicas, les va a ocurrir como a la pobre rana hervida: ¡Incapaces de sobrevivir en un nuevo contexto!

Lo que el líder de equipos a distancia necesita ajustar

Pero nuestro autor no se queda solamente en el sencillo expediente de pintar cuadros tenebrosos para asustar a incautos. También ensaya algunas ideas para que seamos capaces de construir vías de solución.
Así, nos propone llevar a cabo ajustes básicamente en dos dimensiones: La dimensión de las tareas y la dimensión de la confianza.

En la primera de dichas dimensiones, la de las tareas, propone cuatro entendimientos fundamentales:

1. Entender el modo como las personas están llevando sus actividades,
2. entender lo que está ocurriendo en sus vidas personales,
3. entender cómo están manejando los procesos de trabajo y
4. la consecución de metas y entender los sentimientos que ellos están experimentando.

En lo que respecta a la dimensión de la confianza, propone construirla -pese al entorno poco favorable de la distancia- a través

1. del empoderamiento,
2. el entendimiento de la situación de cada uno de los colaboradores y
3. enfocarse en fortalecer el sentido de pertenencia de los colaboradores.

Las soft skills involucradas con un liderazgo a distancia que sea eficaz

Ahora bien, para que todos estos problemas sean adecuadamente abordados, para que los ajustes en las dimensiones de las tareas y de la confianza sean posibles de ejecutar, los líderes necesitan de una serie de habilidades, diferentes a las que desarrollaron en el entorno anterior, es decir en el tiempo del trabajo presencial.

Fue con todo ello en mente que desarrollé mi curso digital “Soft Skills para liderar equipos a distancia” que puedes encontrar en la sección de CURSOS. En él, no solo analizamos a fondo las necesidades que hoy enfrenta el líder debido al trabajo a distancia, sino que detalla cómo llevar a cabo tres tareas fundamentales que tiene que dominar: Motivar a su equipo de nuevas formas, cautelas el bienestar emocional de los colaboradores y cómo organizar el trabajo propiamente dicho.

Junto con ello, abunda en detalles sobre habilidades que es necesario que el líder desarrolle más aún: Comunicación empática, hacer buenas preguntas y escuchar con detenimiento. Pero no se queda allí, desarrolla otras habilidades tales como técnicas para influir en el equipo, herramientas para mejorar la adaptabilidad ante nuevas circunstancias y cómo promover la autoeficacia de los integrantes del equipo para que sean exitosos en un sistema de trabajo que requiere de mucha mayor autonomía.

En conclusión, es un curso que está perfectamente alineado con las más modernas tendencias de liderazgo global y está pensado para ser trabajado en el contexto de la realidad de nuestros países de América Latina. Concentra además mi experiencia y conocimiento de más de tres décadas desarrollando personas y liderando equipos exitosos que trabajan ya a distancia, porque estaban en diferentes ciudades de la región.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude

Bibliografía
1. Raghu Krishnamoorthy, Global CHRO, Coach, Speaker, Faculty member, Thought Leader

¿TE TOMAS EN SERIO LA LEY DE MURPHY?

Mi madre tenía una manera muy especial de mantener sus cosas en orden y yo era una de las víctimas de ello. Por ejemplo, tenía una cómoda antigua, muy grande, con cinco cajones. En cada uno de ellos guardaba cosas diferentes: ropa, manteles, fotografías y otros recuerdos viejos, entre otras trastes por el estilo. Mantenía siempre la cómoda con llave (como si hubiera alguien interesado en robarse calzones usados, fotos en blanco y negro o tapetes artesanales horribles) y cada cajón se abría con una diferente.

Cada vez que tocaba cambiar sábanas o manteles, me enviaba a buscarlos allí. Ese era mi tormento: Todas las llaves de la casa estaban conservadas en un cofrecito. Ninguna tenía nada que pudiese ayudar a intuir su lugar de procedencia. Por lo tanto, la búsqueda implicaba un complejo ejercicio de prueba y error. Para colmo, cada vez que buscaba una llave en especial, esta era la última en salir.
Las primeras llaves en asomar eran todas aquellas que no servían para abrir el dichoso cajón de turno.

Y ese fue mi temprano modo de descubrir el principio “Si algo malo puede ocurrir, ocurrirá”, conocido como Ley de Murphy; que es el mismo que explica que las tostadas caigan siempre del lado en el que les pusimos mermelada; que la fila que no elegimos es la que avanza más rápido; y que los calcetines entren emparejados a la lavadora y salgan separados.

Hace realmente poco, encontré que esta ley o precepto (que no tiene base científica en sí misma) guarda una inquietante relación con otra que sí es una de las bases del modo como entendemos nuestro mundo y el espacio hasta donde lo podemos observar: Me refiero a los principios de la termodinámica y en particular, el segundo, según el cual: “La entropía del universo siempre tiende a aumentar”.


Puede ser que el enunciado no resulte demasiado claro, pero se trata de algo muy simple realmente: Toda partícula en nuestro universo, va de un estado de orden a uno de desorden y no al revés (al menos no de manera espontánea).


Según esto, no importa lo bien que planeemos nuestras vidas y actividades, lo detallados que sean nuestros proyectos, lo organizados que tengamos los cajones; la vida (los principios de la física, las leyes del universo o como quieras llamarle) se van a encargar de que te ocurra algo que no tenías previsto que te va a echar a perder los planes.

Este es el mismo aprendizaje que tuvo Zenon el año 350 AC. Había invertido toda su gran fortuna en mercaderías que estaba transportando por vía marítima desde Líbano hasta Atenas. Esperaba multiplicar su riqueza venciendo a muy bien precio tales especies. Era un plan magnífico. Hasta que la Ley de Murphy cayó sobre él en la forma de una tormenta que hizo naufragar la flota y perder todas sus mercancías. Zenón tuvo que quedarse en Atenas, básicamente porque carecía de medios para regresar a su tierra y decidió aprovechar el tiempo estudiando filosofía, disciplina que lo apasionó. Tanto fue su entusiasmo que creó una nueva escuela filosófica: El Estoicismo.
Captura de pantalla 2021-04-20 a las 17.55.27
Los estoicos, quienes predicaban el valor de la razón, propusieron que las emociones destructivas eran el resultado de errores en nuestra visión del mundo. De este modo, fueron capaces de ofrecer orientación para que las personas pudiesen permanecer resueltas, fuertes y en control de la situación. Es decir, un método para que las adversidades de la vida (que te van a ocurrir de todas maneras por el mérito de la Ley de Murphy y la segunda ley de la termodinámica).

Entonces, si eres de aquellas personas a las que le irrita mucho que cambios o situaciones no previstas no te permitan cumplir con lo que planeaste; que no tolera que sus proyectos fracasen; que se siente desolado porque las normas de aislamiento te impiden sacar adelante tus ideas o alguna otra parecida, tengo para ti cinco consejos excelentes, recopilados por Daniel Colombo a partir de trabajos de filósofos estoicos que te van a ayudar a sobreponerse mejor de las adversidades:

1. “Es esencial que recuerdes que la atención que le des a cualquier acción debe ser proporcional a su valor.” Marco Aurelio. En buen romance, deja pasar las cosas que no te conducen a lograr tus objetivos. Por ejemplo: Las que pudieron ser y no fueron.

2. “La mayoría de lo que hacemos y decimos no es esencial. Pregúntate en cada momento, ¿es esto necesario?” Marco Aurelio. No gastes tiempo ni energía en cosas que o no te sirven para conseguir tus fines o no te generan placer o satisfacción.

3. “Algunas cosas están bajo nuestro control y otras no” Epicteto. Como consecuencia, lo lógica indica que nos orientemos a cambiar todo aquello que controlamos en lugar de lamentarnos por no poder modificar lo que está fuera de nuestra influencia.

4. “Las obras se tienen medio terminadas cuando se han comenzado bien.” Séneca. Por lo tanto, pon manos a la obra para moverte del lugar donde estás. O como decía un amigo mío, “No te preocupes, mejor ocúpate”

5. “Tú tienes poder sobre tu mente, no sobre los acontecimientos. Date cuenta de esto, y encontrarás la fuerza”. Marco Aurelio. Esta resume buena parte de la sabiduría del estoicismo. Si te sientes afligido por una adversidad, cambiar la manera como piensas al respecto es la única forma de salir adelante.

Está en tus manos convertirte en una persona a la que ninguna adversidad pueda derribar. Tengo un curso para ti que puedes encontrar en la sección de CURSOS. Escríbeme a The Skills Dude y con gusto hablaré contigo al respecto. Entre tanto, no olvides seguirnos en redes sociales. Estamos como @theskillsdude en Linkedin, Instagram y Facebook y compartimos mucho contenido de valor para ayudarte a alcanzar tus sueños. También puedes ver nuestros canales de video en Youtube y Tiktok. Si ves algo que te gusta, me ayudas si le das “me gusta” y lo compartes. Te recomiendo seguir mis artículos como colaborador en la Revista Digital Kyodai Magazine.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude

LAS TRES CAUSAS DE TU INSEGURIDAD Y COMO COMBATIRLAS


¿Te sientes lleno de dudas y falta de confianza? ¿A veces te sientes como un fraude destinado a ser descubierto? ¿Te quedas en casa, temeroso(a) de aventurarte y conocer gente nueva porque sientes que no tienes lo suficiente para ofrecer?

La mayoría de nosotros nos sentimos inseguros a veces, pero algunos nos sentimos inseguros la mayor parte del tiempo. El tipo de infancia que tuvimos, los traumas pasados, las experiencias recientes de fracaso o rechazo, la soledad, la ansiedad social, las creencias negativas sobre uno mismo, el perfeccionismo o tener un padre o una pareja críticos pueden contribuir a la inseguridad.


A continuación te cuento cuáles son las 3 formas más comunes de la inseguridad:

Inseguridad basada en fallas o rechazos recientes

Los acontecimientos recientes en nuestras vidas pueden afectar en gran medida tanto nuestro estado de ánimo como la forma en que nos sentimos acerca de nosotros mismos.
La investigación sobre la felicidad sugiere que hasta el 40% de nuestro “cociente de felicidad” se basa en hechos recientes de la vida.

El rechazo inevitablemente nos lleva a vernos a nosotros mismos y a otras personas de manera más negativa, al menos por un tiempo. Y aquellos de nosotros que, para empezar, tenemos una autoestima más baja somos más sensibles al fracaso. Es como si frente a un evento como como perder el trabajo se desencadenaran viejas creencias negativas sobre nuestra autoestima y las activan.

Debemos aprender que el fracaso es una experiencia casi omnipresente, es parte de la vida y sin ellos estaríamos incompletos. Perseverar a pesar de los contratiempos puede conducir a eventuales éxitos, lo que aumenta nuestra autoestima.

Es por ello que frente a cualquier situación sobreviniente que te pueda causar inseguridad, adoptes los siguientes consejos:

* Date tiempo para recuperarte y adaptarte a la nueva situación que estás viviendo.

* Oblígate a interactuar con la vida, siguiendo tus intereses y curiosidad. Explora nuevas cosas que te generen curiosidad o te agraden y que debido a la situación anterior, nunca pudiste atender correctamente.

* Busca contacto y comunicación con tus familiares y amigos. Ello te proporcionará distracción y consuelo.

* Busca que las personas en cuya seriedad y objetividad confías, te den “feedback”. Sus puntos de vista te van a servir para mejorar la valoración que tienes de ti mismo.

* Recuerda tus metas y procura mantenerte ocupado en ellas. La perseverancia te va a ayudar a mejorar tu auto consideración.

Inseguridad por ansiedad social

Muchos de nosotros experimentamos una falta de confianza en situaciones sociales como fiestas, reuniones familiares, entrevistas y citas. El miedo a ser evaluado por otros, y descubrir que te faltan características o atributos que otras personas valoran, puede llevarte a sentirte ansioso y cohibido.

Como resultado, puedes caer en la tentación de evitar situaciones sociales, experimentar ansiedad cuando piensas anticipadamente en los eventos sociales o sentirte cohibido e incómodo durante ellos.

Este tipo de inseguridad generalmente se basa en creencias distorsionadas sobre nuestra autoestima y sobre el grado en que otras personas nos están evaluando.

Es muy importante tener en cuenta que las personas rara vez están juzgando a los demás; y que los pocos que juzgan y excluyen a menudo están encubriendo sus propias inseguridades, por lo que sus opiniones pueden ser menos precisas; pueden valorar los atributos superficiales en lugar del carácter y la integridad.

Es por ello que debemos ser muy cuidadosos en el valor que asignamos a estos juicios.

Te recomiendo poner en práctica los siguiente consejos para combatir la inseguridad en situaciones sociales:

*
Habla con tu crítico interior. Recuerda todas las razones por las que puedes ser interesante y divertido o serías un buen amigo o socio.

* Prepárate de antemano. Piensa en algunas cosas de las que puedes hablar cuando tengas que enfrentarte a personas desconocidas: eventos actuales, películas que has visto, pasatiempos, su trabajo o su familia.

* Tener presente que evitar la situación social solo empeora las cosas. Así que atiende esa reunión o evento aunque estés nervioso(a). Tu ansiedad debería disminuir una vez que te involucres con los demás, si no la primera o la segunda vez, una vez que te acostumbres a participar.

* Fíjate una meta limitada y realista. Esto podría ser cualquier cosa, desde hablar con dos personas nuevas esta semana o averiguar más sobre el trabajo y los pasatiempos de un desconocido.

Inseguridad impulsada por el perfeccionismo

Si quieres tener más información sobre el perfeccionismo, te recomiendo seguir mis artículos en la Revista Digital Kyodai Magazine, donde desarrollaré este tema.

Sin perjuicio de ello, es bueno mencionar que algunos de nosotros tenemos estándares muy altos para todo lo que hacemos.

Es posible que desees obtener las calificaciones más altas, el mejor trabajo, la figura perfecta, el apartamento o la casa más bellamente decorada, niños pulcros y educados, o la pareja ideal.

Desafortunadamente, la vida no siempre resulta exactamente como queremos, incluso si trabajamos más duro.

Hay una parte del resultado que, al menos hasta
cierto punto, está fuera de nuestro control.

Si estás constantemente decepcionado y te culpas a tí mismo por ser algo menos que perfecto, comenzarás a sentirte inseguro e indigno.

Si bien hacer todo lo posible y trabajar duro puede darte una ventaja, otros aspectos del perfeccionismo que no son saludables. Así por ejemplo, azotarte y preocuparte constantemente por no ser lo suficientemente bueno puede provocar depresión y ansiedad, trastornos de la alimentación o fatiga crónica.

A continuación se muestran algunas formas de combatir el perfeccionismo:

* Evalúate de acuerdo a cuánto esfuerzo pones. Eso es una variable que puedes controlar, y no así los resultados.

* Evalúa si realmente vale la pena el esfuerzo y la energía necesaria para mejorar en un 10% lo que haces.

* Evita la trampa del todo o nada y concéntrate en encontrar las áreas grises. ¿Existe una forma más compasiva o comprensiva de ver una situación? ¿Estás tomando en cuenta tus circunstancias cuando te evalúas? ¿Hay algo que hayas aprendido o logrado incluso si el resultado final no fue perfecto?

* Evita la autoestima condicional (Te amas si sale todo bien, te odias si algo falla). ¿Puedes aprender a quererte a ti mismo incluso cuando no te va bien? Enfócate en cualidades como tu carácter, sinceridad o buenos valores, en lugar de solo en las calificaciones que obtienes, cuánto te pagan o a cuántas personas agradas.

Si quieres saber más sobre cómo combatir la inseguridad, escríbeme a The Skills Dude y con gusto hablaré contigo al respecto. Entre tanto, no olvides seguirnos en redes sociales. Estamos como @theskillsdude en Linkedin, Instagram y Facebook y compartimos mucho contenido de valor para ayudarte a alcanzar tus sueños. También puedes ver nuestros canales de video en Youtube y Tiktok. Si ves algo que te gusta, me ayudas si le das “me gusta” y lo compartes. Te recomiendo seguir mis artículos como colaborador en la Revista Digital Kyodai Magazine.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude

¿LAS SOFT SKILLS TE AYUDAN A SER FELIZ?

Esta pregunta me la hicieron hace poco en las redes sociales y la verdad, no supe qué responder. Debe ser cuestión de haters pensé (enemigos)…

Fuera de bromas, muy pocos tienen claro qué significa realmente eso de “ser feliz” y para serte franco, al momento en el que me lo preguntaron, no me había detenido a analizarlo con cuidado.
Probablemente recordaba alguna definición esotérica del tema que me habían dado en clase de filosofía, décadas atrás, pero con muy poca claridad.

De hecho, tenía la impresión de que lograr una definición uniformemente aceptada sobre la felicidad era un asunto que atormentaba a los filósofos desde la época de los griegos, quienes no se ponían de acuerdo si ser feliz consistía en autorrealizarse, en ser autosuficiente o en experimentar placer.
A partir de ello, muchas otras disciplinas y especialistas han ensayado diferentes explicaciones del tema, sin haber logrado un consenso que resulte destacable.

Resulta entonces que luego de 25 siglos, no nos hemos movido del lugar en el que estaba Aristóteles cuando afirmaba: “Todos estamos de acuerdo en que queremos ser felices, pero en cuanto intentamos aclarar cómo podemos serlo empiezan las discrepancias”.

No vamos a entrar en debates aburridos, simplemente quiero contarte que tratando de responderle a mi seguidor la pregunta, me topé con algo que considero una verdadera joya en el universo de las habilidades blandas:


En efecto, de acuerdo con una publicación de Unicef, “La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1999, define las habilidades para la vida o competencias psicosociales como “la habilidad para enfrentarse exitosamente a las exigencias y desafíos de la vida diaria”.


Pues mira tu, nada menos: La OMS, esa que ahora está tan atareada con la conducción de la lucha contra la crisis sanitaria, se había tomado el tiempo necesario para analizar el impacto que tiene sobre el bienestar de las personas, el adecuado manejo de sus capacidades para relacionarse con uno mismo y con los demás.

Y no solo eso, sino que también había preparado una lista de las que considera más relevantes. Es decir, cuales son aquellas habilidades que a decir del organismo, nos van a ayudar a una vida más sana y saludable. Es casi como hablar de un Manual para una “Vida Feliz”.

Yo se que te interesa saber cuales son las habilidades incluidas en la famosa lista. Así que, no se diga más. Aquí te van:

1. Autoconocimiento
Esto tiene relación con la capacidad de establecer expectativas adecuadas y de orientar esfuerzos hacia la consecución de lo que realmente queremos y va a poder hacernos sentir satisfechos.
Para ello, el viejo consejo del pórtico del templo griego “Conócete a ti mismo” no pierde vigencia pese al tiempo transcurrido. Saber cómo piensas, la manera en que reaccionas, tus gustos y preferencias, así como las fortalezas y debilidades te van a permitir manejarte con más solvencia por la vida.

2. Empatía
Lograr ver el mundo desde la perspectiva o los ojos de otros es una habilidad que te evita sentirte defraudado o percibir que las personas han abusado de tu confianza. Por lo tanto, la empatía es una fuente muy importante de prevención de conflictos, que te permite canalizar energía hacia el logro de tus propósitos en lugar de utilizarla para enojarte y discutir con el prójimo.

3. Asertividad
Una de las consecuencias más nefastas de la falta de asertividad es vivir conforme a los deseos de otras personas o estar en permanente confrontación con quienes quieren que hagamos su voluntad y no la propia. Es desde esta perspectiva que ser una persona asertiva te ayuda a poner límites a los demás, expresando tus necesidades, emociones y sentimientos de una manera sobria y respetuosa.

4. Toma de decisiones
Según encuestas recientes, esta es la habilidad que más se echa de menos en los jóvenes que se incorporan a la fuerza laboral. La capacidad de escoger y de asumir las consecuencias de lo que hemos escogido, es una de las habilidades más valiosas que puedes desarrollar. Para este fin, debes ser capaz de observar el modo como piensas, evaluar escenarios, tener claridad sobre relaciones de causa y efecto. Ello te va a permitir tomar mejores decisiones.

5. Resolución de Problemas y Conflictos
La capacidad de salir del juego de “Suma Cero” por el cual en toda diferencia siempre habrá uno que gane y otro que pierda, es de mucho valor en este tiempo. Saber distinguir entre intereses y posiciones, poder generar alternativas valiosas para atender las necesidades de las partes en conflicto, pensar en “ganar-ganar” de modo permanente, son varias de las capacidades que derivan del dominio de esta habilidad.

6. Pensamiento Creativo
Hoy la velocidad del cambio es tan intensa, que la manera cómo resolvemos los viejos problemas no sirve más. Algo similar sucede con los nuevos problemas que nos acometen y que no tenemos idea de como resolver. En lugar de hundirnos en el desconsuelo, la habilidad del pensamiento creativo nos hace posible encontrar las relaciones entre hechos y situaciones aparentemente inconexos y percibir las cosas que nadie logra ver todavía. De esa manera, podremos idear nuevas maneras de resolver contrariedades.

7. Pensamiento Crítico

Identificar y calificar la información pertinente y las fuentes de las que proviene, liberar nuestro proceso mental de sesgos y emociones contraproducentes y finalmente tomar decisiones oportunas y adecuadas, nos permite un alto nivel de satisfacción y confianza en un mundo cada vez más confuso.
Es por este motivo que te aconsejo desarrollar esta habilidad.

Muchas de estas habilidades forman parte de cursos que hemos desarrollado y que están disponibles para ti en la sección de CURSOS. En cuanto a los que no tenemos aún, déjame decirte que están incluidas en nuestro plan de desarrollo de contenidos del presente año. Si te interesa que prioricemos un tema en específico para atender tu necesidad, solo tienes que escribirme a hola@theskillsdude.com y hacérmelo saber.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude

Bibliografía
1. UNICEF VENEZUELA. Habilidades para la vida. Herramientas para el #BuenTrato y la prevención de la violencia. Mayo 2017.

LA SABIDURÍA DETRÁS DE LA FRASE “LO PERFECTO ES ENEMIGO DE LO BUENO”

Déjame contarte de uno de los libros más entretenidos y útiles con los que me he topado últimamente. Se trata de “The Gift Of Adversity”[1] o “El legado de la Adversidad” escrito por Norman Rosenthal, quien es un autor, psiquiatra y científico sudafricano, nacido en 1950 y conocido por haber sido quien describió por primera vez la depresión invernal o el trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés) y fue pionero en el uso de la fototerapia para su tratamiento.

Pues bien, aparte de ser un científico muy reputado, Rosenthal es un muy ameno narrador de historias y este libro es un claro ejemplo de ello. Con una serie de historias muy divertidas o emotivas según el caso, tomadas de su vida personal, nos describe el camino que tuvo que seguir para algo que tu y yo necesitamos aprender con urgencia: cómo lidiar adecuadamente con la adversidad.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de las adversidades?

Según él mismo nos describe, las adversidades con las que nos topamos a lo largo de nuestras vidas, pueden ser clasificadas en tres diferentes categorías:

1. Las adversidades que derivan de la simple mala suerte. (El ejemplo típico es estar en un lugar incorrecto en el momento inadecuado y por ejemplo, como le ocurrió a Frida Kahlo cuando su autobús chocó contra otro vehículo).

2. Las adversidades que nosotros mismos nos “ganamos” debido a malas decisiones, equivocaciones o fallos en nuestro juicio. (Por ejemplo algunos de nuestros gobernantes).

3. Las adversidades que voluntariamente buscamos a partir de tomar algunos “riesgos calculados” que finalmente nos llevan a situaciones desfavorables. (No pago mis impuestos a propósito y a ver si la autoridad tributaria me descubre; que casi siempre lo hace).

Pues bien, las adversidades pertenecientes a cada una de estas categorías tienen desafíos que les son propios y que casi invariablemente, tienen el potencial de producir su propia forma de sabiduría, dado que todas las crisis comparten algo: Son grandes oportunidades de aprendizaje. En la medida en que seamos capaces de conectar los aprendizajes logrados de estas crisis, seremos capaces de encontrar una forma sistemática de lidiar con ellas.

Si un detalle te atormenta demasiado, elimínalo

Una de las primeras historias que Rosenthal nos narra, tiene que ver con un temprano aprendizaje de que el perfeccionismo no lleva a nada bueno. Pese a que el episodio allí descrito tiene más de 60 años de antigüedad, resulta plenamente vigente hoy. Tanto así, que es una de las columnas que hoy sostienen las metodologías “Lean” y “Agile”.

Cuando Rosenthal estaba en el kindergarten, pusieron a todos los niños de la clase a hacer un trabajo: Colorear las diferentes partes del cuerpo de un payaso, que estaban delineadas en un trozo de cartulina blanca, luego recortarlas cuidadosamente y finalmente unirlas entre sí, usando unos “Broches de dos puntas” que eran muy usados hace tiempo para hacer trabajos manuales de escolares.

El objetivo del ejercicio era lograr una imagen del payaso al que pudiera mover los brazos, piernas y cabeza para simular diferentes posiciones. Para hacer el cuento corto, el pequeño Rosenthal carecía de la motricidad fina suficiente para recortar el contorno del pulgar sobresaliente en cada una de las manos de la figura, así que optó por una sana alternativa: “Amputar” ambos pulgares de la figura.

Siendo él muy consciente de la gravedad de lo que había hecho, se sorprendió al ver que la profesora no le prestara demasiada atención al hecho de que el payaso de Rosenthal tuviera faltantes en los dedos de la mano, por lo que concluyó que pese a lo preocupado que él estaba, hacer algo ajustado a sus posibilidades era una solución bastante aceptable. Y se lo quedó como un lema personal.

De allí en adelante, cada vez que encuentra un obstáculo menor que amenaza con el cumplimiento o avance de algún proyecto, se dice a sí mismo: “Los pulgares deben ser amputados”, cosa que le permite actuar con más soltura.

La actitud mental requerida para un “Producto Mínimamente Viable”

Si te fijas bien, cualquier “versión beta” de lo que echemos a andar o cualquier “producto mínimamente viable” que soltamos al mercado tiene las mismas características que el payaso amputado: Puede hacerse mejor, pero luego tendremos oportunidad de irlo mejorando.

Un enfoque contrario es permanecer con el proyecto o la tarea entre manos, dándole cientos de vueltas y reconsideraciones hasta que estemos convencidos de que está perfecto.

El problema aquí es que el tiempo y la energía que dedicamos a corregir esos pequeños errores realmente no aporta valor. Simplemente, nos deja sin la posibilidad de avanzar. Nunca estará perfecto, así que hay pocas cosas más inútiles que perder tiempo en “perfeccionarlo”. Rosenthal resume este principio de vida con una frase que a mi me parece muy útil por lo precisa:

“Si vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo no tan bien. Y si algo no vale la pena, no vale la pena hacerlo bien”.

Esto es exactamente lo contrario de lo que nos han enseñado a muchos cuando éramos pequeños, y ello es una de las principales causas por las que el perfeccionismo nos atormenta.

Tengo para ti una sencilla lista de cosas que deberías, hacer, y no hacer, si quieres aprender a lidiar mejor con tus adversidades y evitar el perfeccionismo:

¿QUÉ HACER?

1. Aprende a reconocer el punto de tus rendimientos decrecientes cuando tu objetivo es completar una tarea a la perfección. A veces, simplemente lograrlo es un objetivo digno.

2. Reflexiona sobre tu progreso. Identifica ejemplos de cuando moderaste con éxito tus tendencias perfeccionistas.

3. Calibra tus estándares. A menudo, lo que estás haciendo, escribiendo o diciendo, no tiene que ser la última palabra, sólo tiene que aportar algo útil. Evita la tentación de escribir la ecuación que explica todo el universo.

¿QUÉ NO HACER?

1. Darle vueltas a la resolución de problemas. Cuando tu mente esté girando y girando, busca distracciones para romper el ciclo.

2. Trabajar en la búsqueda de una meta ilusoria de perfección. Mejor crea una lista que te ayude a alcanzar determinados objetivos medibles, aun cuando estos no sean los que originalmente te imaginaste poder conseguir.

3. Creer que tu punto de vista es el único correcto. Pide a una persona cercana o amigo de confianza, que te ayude proporcionándote su perspectiva del tema que estás tratando de “perfeccionar”. Una mirada fresca de ver el tema te va a ayudar.

¿Quieres saber más sobre cómo alcanzar tus metas y librarte de tus demonios? A veces, no es tan fácil y no sabemos por dónde empezar. Es por ello, que The Skills Dude ofrece servicios de mentoría para que, juntos, desarrollemos todo tu potencial. Suscríbete a mi página web para agendar tu primera llamada sin costo y déjame ayudarte a armar tu propio plan de mejora.

Entre tanto, no olvides seguirnos en redes sociales. Estamos como @theskillsdude en Linkedin, Instagram y Facebook. También puedes ver nuestros canales de video en Youtube y Tiktok. Te recomiendo seguir mis artículos como colaborador en la Revista Digital Kyodai Magazine.

Francisco Grillo Arciniega
The Skills Dude: Desarrolla Tus Habilidades Blandas (Soft Skills)
https://theskillsdude.com/
https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G
https://www.instagram.com/theskillsdude/
https://twitter.com/theskillsdude/
https://www.linkedin.com/company/theskillsdude
________________
[1] ROSENTHAL, Norman. “The Gift of Adversity: The Unexpected Benefits of Life’s Difficulties, Setbacks, and Imperfections.” TarcherPerigee. Agosto 2013.