COMENZÓ LA CUARTA OLA DE CONTAGIOS EN JAPÓN

(Foto: Kyodai)

(Foto: Kyodai)

Osaka, Hyogo y Miyagi serán sometidas a medidas de control de contagio más estrictas

A partir del lunes 5 de abril el gobierno central tomará medidas más estrictas en las prefecturas de Osaka, Hyogo y Miyagi, con la finalidad de evitar la propagación de casos del nuevo coronavirus, en lo que parece ser el inicio de la cuarta ola de contagios del COVID-19 en el archipiélago. Estas nuevas medidas se prolongarán por espacio de un mes.

En declaraciones a la prensa realizadas el día de ayer, el gobernador de Osaka Hirofumi Yoshimura indicó que desde hace varias semanas los contagios estaban aumentando de forma sostenida en su prefectura, habiendo llegado a sumar 599 nuevas infecciones el día anterior, la cifra más alta registrada en los últimos dos meses.

Según una ley que fue revisada y entró en vigencia el pasado mes de febrero, el gobierno central tiene la facultad de tomar medidas más estrictas contra el contagio en las prefecturas que lo considere necesario, sin que estas medidas lleguen a constituir un estado de emergencia

Esta nueva ley faculta a los gobernadores a decidir en qué ciudades y pueblos se deben aplicar medidas más estrictas, tomando como base la cantidad de contagios registrados..

Según las nuevas reglas, los negocios que se nieguen a seguir las indicaciones de las autoridades podrán ser multados hasta con 200,000 yenes, mientras que el aforo máximo de personas a espectáculos de todo tipo será de 5 mil personas. Las autoridades también tienen planeado ofrecer compensaciones económicas a los negocios que acorten sus horarios de atención.

El gobernador Yoshimura indicó que ante las presentes circunstancias, el recorrido de la antorcha olímpica por la prefectura de Osaka, debe ser cancelado.

Vacunación

Mientras la cuarta ola de contagios se cierne sobre el país, hasta el momento un promedio de 950 mil personas han recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, mientras que alrededor de 100 mil personas ya fueron inoculadas con la segunda dosis de la vacuna.

Todas estas inoculaciones forman parte de la primera etapa del proceso de inmunización contra el coronavirus, la cual contempla vacunar a todo el personal médico cuyo número asciende a cuatro millones ochocientas mil personas.

Esta primera etapa debe terminar a mediados de mayo pero desde mediados de abril, las autoridades sanitarias iniciarán el proceso de vacunación de las personas de la tercera edad, cuyo número asciende aproximadamente a 36 millones de personas.

Mientras que el fabricante japonés de equipos médicos Terumo Corp., comenzó la producción de jeringas especiales para extraer una mayor cantidad de dosis de cada frasco de vacunas, el 65% de los japoneses piensa que el proceso de vacunación contra el coronavirus implementado por sus autoridades, es demasiado lento.

La encuesta fue realizada por la Agencia de Noticias Kyodo el fin de semana pasado a nivel de todo el país y por vía telefónica, y también reveló que el 82,2% de los japoneses se encuentra preocupado por la propagación de las nuevas variantes del virus.