EL KANJI DEL AÑO 2020

El Kanji del Año refleja las vivencias de los últimos 12 meses de las personas que lo eligieron.

El Kanji del Año refleja las vivencias de los últimos 12 meses de las personas que lo eligieron.

2O2O, año signado por la pandemia del COVID-19 y la llamada “nueva normalidad”, marcaron sin duda la elección del ideograma mitsu (densidad, aglomeración, cercanía), y la expresión sanmitsu (las tres mitsu) palabra más popular de 2O2O que se refiere a las tres recomendaciones de la OMS para evitar el avance de la pandemia:
mippei (evitar lugares cerrados),
misshu (evitar lugares llenos de gente) y
missetsu (evitar situaciones sin distancia social).

La Fundación del Examen de Aptitud de Kanji anunció el Kanji del Año 2O2O
Desde 1995, el 12 de diciembre es una fecha seleccionada por la Fundación, por la lectura japonesa que se da a los números 12/12 (ii ji ichi ji) un juego de palabras para decir “un único buen kanji”, en este día la organización publica los resultados de una votación popular para elegir el ideograma que mejor resume el año en curso. Este año, el día 12 por haber caído fin de semana se trasladó al lunes 14.

El Kanji del Año fue presentado a través de una obra caligráfica creada por el sumo sacerdote Mori Seihan, en una ceremonia celebrada en el templo Kiyomizudera de Kioto ayer, en el contexto de sanmitsu, las tres situaciones que hay que evitar para que no se propague el virus.

Entre los comentarios de los votantes, muchos señalaron que la principal razón para elegir este kanji definitivamente es la pandemia de la COVID-19, principal noticia a nivel nacional e internacional. Este ideograma tiene otros significados más allá de la “densidad” de los lugares poco ventilados, repletos y sin distanciamiento social que debemos evitar. Algunos votantes mencionaron su significado de “secretismo”, como en las mikkai que llenaron las páginas de la prensa rosa este año con historias de los encuentros extramatrimoniales de los famosos, o la mitsuryou, la pesca furtiva de los barcos de China que se adentraron en las aguas territoriales de Japón.
Otros opinaron que aunque la proximidad física es algo que debemos evitar en estos tiempos, se necesitan relaciones “estrechas” kinmitsu con otros países para superar este reto global, y sobretodo valorar la importancia de las relaciones con los amigos y familiares a los que hoy en día nos contactamos con más frecuencia a través de internet.

Se registraron más de 200 mil votos en total, y el kanji ganador obtuvo 28,401 de ellos, convirtiéndolo en el claro vencedor, más del doble que el segundo kanji más elegido, ka “calamidad”, utilizado con más frecuencia este año en korona-ka, el “desastre del coronavirus”. El kanji de enfermedad (en tercer lugar), gérmenes (octavo) y epidemia (décimo) también se hicieron un lugar entre los más votados del certamen.

Otros ideogramas que quedaron entre los 10 finalistas, ocupa el cuarto lugar shin/atarashii, que significa “nuevo”, los votantes que lo eligieron mencionaron su conexión con el nuevo estilo de vida y de trabajo “telework” que hemos experimentado este año, la llegada del nuevo primer ministro, Suga Yoshihide, y el ascenso de Fujii Souta como una nueva promesa en el mundo del shougi al convertirse en el jugador más joven de la historia en ganar dos grandes títulos.
El éxito de Kimetsu no yaiba (Guardianes de la noche) inspiró la elección de ki y metsu, en novena y séptima posición respectivamente.

Algunos analistas de este certamen, proyectaban que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2O2O que se espera se efectuarán el próximo año, inclinarán la balanza a kin/kane, cuyo significado es “oro”, destacara tanto como lo ha hecho en el pasado, alzándose al primer puesto en los tres años olímpicos.

El Kanji del Año refleja las vivencias de los últimos 12 meses de las personas que lo eligieron. Nadie puede negar que las circunstancias del COVID 19 cambiaron nuestro modo de ver la vida; pero a pesar de los momentos difíciles, nos esforzamos en superarlos con ánimo, esperanza, solidaridad y fraternidad. Nada volverá a ser igual, tanto así que no podemos dar por hecho qué traerá el próximo 2O21.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *