LA TIMIDEZ

TIMIDEZ

¿Ubicas a Rajesh Ramayan Koothrappali, Ph. D.?

Estoy convencido de que lo conoces bien. Es Raj, uno de los protagonistas de “The Big Bang Theory”. Ese, que solo podía hablar con las mujeres cuando estaba ebrio. Pues bien, dejando a salvo la exageración propia de la caricatura, Raj es un ejemplo típico de una persona atormentada por la timidez. La timidez se puede definir como inhibición, incomodidad en oportunidades en que te encuentras en presencia de otros. Cuando sufrimos de timidez, preferimos que nuestra presencia sea lo menos percibida posible. De hecho, puede ser que permanezcamos en un grupo de conversación pero no en silencio. Cuando a la persona tímida se le presiona de alguna manera para hablar u opinar, lo que hace es murmurar respuestas muy breves y volvemos a sumirnos en el silencio. Es decir, la timidez se caracteriza por una tendencia a sentirse incómodo, preocupado o tenso durante los encuentros sociales, especialmente frente a personas desconocidas.

Raj, uno de los protagonistas de “The Big Bang Theory”, es un ejemplo típico de una persona atormentada por la timidez.

Raj, uno de los protagonistas de “The Big Bang Theory”, es un ejemplo típico de una persona atormentada por la timidez.


¿Qué es la timidez?

La mayoría de las personas podemos sufrir ataques de timidez en un momento u otro de nuestras vidas, eso no es ninguna señal de que algo no esté funcionando adecuadamente.

Pero, en otros casos y para algunas otras, la timidez puede ser tan debilitante que les impide participar en situaciones sociales que son importantes para sus objetivos personales o profesionales.

 Las personas tímidas quieren estar cerca de los demás, pero temen ser rechazadas o criticadas, por lo que evitan incluso los eventos sociales a los que quieren asistir. A menudo terminan sintiéndose solos y aislados, lo que aumenta su riesgo de desarrollar otros problemas como depresión o ansiedad. Las investigaciones muestran que la timidez se mantiene a través de un círculo vicioso en el que las personas se acercan a una situación social, sienten el miedo excesivo a la evaluación negativa y luego se retiran como evitando tener que enfrentarla. Al principio, esto proporciona alivio, sin embargo, a menudo conduce a sentimientos de vergüenza y culpa. Para hacer frente a estos sentimientos, nuestras emociones negativas pueden convertirse en enojo hacia los demás, por lo que puede ocurrir que empecemos a percibir a los demás como si fueran desconsiderados o poco solidarios. Esta percepción equivocada a la larga, refuerza aún más el deseo de evitar a terceras personas. 

¿Cómo se origina la timidez?

Con mucha frecuencia, la timidez tiene su origen en nuestra infancia o en la adolescencia, que son momentos en los que empezamos a introducir nuevos elementos en nuestras vidas. La timidez puede deberse a diferentes factores:

Inadecuadas habilidades de nuestros padres: Típicamente en el caso de padres que tienen una actitud negativa en extremo frente al niño, o cuando no son capaces de proporcionarle el apoyo adecuado.

La baja autoestima es otro factor causal muy importante. Si la persona tiene dificultades para creer en sí misma, un resultado posible es que se termine “encapsulando” en sí misma y a evitar expresarse con libertad ante terceros.

Otra causa frecuente está relacionada con los casos en que las personas tienen problemas de autovaloración. En estos casos, las personas tienden a ser excesivamente sensibles frente a lo que los demás piensan o dicen de ellas y eso acentúa su idea de que no valen lo suficiente.

Un factor adicional que es muy singular es el del número de hermanos que uno ha tenido. En la medida en que los niños se acostumbran a interactuar con otros niños de la familia, sus niveles de autoconfianza son mayores que en hijos únicos, por ejemplo y esto los hace menos hábiles para defenderse, por ejemplo.

Algunos consejos para combatir la timidez:

  1. Planifica para que salga bien.

La timidez, se caracteriza por una fuerte tendencia a sobrestimar el escrutinio negativo. Existe un temor tremendo de que los demás te evalúen de manera negativa, por lo que en los entornos sociales se dedica una gran cantidad de pensamiento a cómo no hacer algo mal, en lugar de cómo hacer algo bien.Una forma de reducir la ansiedad es dedicar más tiempo a pensar en lo que podrías hacer para que cada situación a la que te enfrentas sea un éxito. Si por ejemplo, te preocupa tener una charla informal con un desconocido, ensaya haciéndote algunas preguntas que te pueden ayudar a generar algunos temas interesantes de conversación: ¿Cuáles son algunos de los eventos actuales que podría mencionar? ¿Qué está pasando en mi vida que me siento cómodo compartiendo? ¿Qué tengo en común con las demás personas que estarán allí? Un truco interesante que yo siempre pongo en práctica es complementar la información geográfica sobre mi lugar de residencia o la ciudad en la que nací. Así por ejemplo, ante la pregunta ¿Dónde vives? Respondo : “En Pucusana, la bahía más hermosa de todo el litoral de Lima”. No estoy seguro de que esto sea cierto, pero a la gente le interesa saber por qué creo que esa bahía es tan bella y eso me permite “llenar” con detalles simpáticos, la falta de temas interesantes en una primera conversación con un desconocido. 

  1. Ten curiosidad por los demás.

El primer consejo contenido en el libro de Carnegie “Cómo ganar amigos e influir en las personas” consiste en interesarse genuinamente en los demás. En un entorno social, intenta dejar de concentrarte en ti mismo. En cambio, concéntrate en sentir curiosidad por los demás. ¿Quiénes son y por qué están ahí? ¿Cuáles son sus intereses y aficiones? Esto te da algo diferente en lo que concentrarte y te ayuda a generar conversaciones. Todos tienen una historia que contar. Descubre lo que es, luego dedícate a escuchar. La armonía musical preferida por todos es el sonido de la propia voz. A las personas les encanta hablar de sí mismas. La forma de ser la persona más interesante de la sala es encontrar a otros interesantes. 

  1. Asígnate un papel.

A menudo las personas se sienten muy seguras en el desempeño de su trabajo habitual, pero cómo pierden la confianza en sí mismos en situaciones en las que su rol no está definido por su trabajo. Tener un rol te da un sentido de propósito y pautas sobre cómo debes comportarte. La razón por la que esto es así es que la mayoría de las personas en cualquier entorno quieren sentirse queridas y aceptadas. Tener un rol reconocido ayuda mucho a sentirnos valorados.Pero, hay oportunidades en que nuestro rol habitual no puede ser desempeñado en determinadas situaciones sociales. Por ejemplo, yo soy abogado, pero no todo el tiempo puedo estar hablando de leyes y de circunstancias contractuales o judiciales. Pues bien, en estos casos, suele ayudar el auto asignarse un rol o un papel. Lo que yo hago es decirme a mi mismo: OK, mi rol aquí es el de hacer que todos los que interactúen conmigo se sientan muy a gusto. Como consecuencia, mi trabajo consiste en ayudar a las personas a sentirse interesantes o agradables, o que se sientan bienvenidas. 

  1. Suaviza tu diálogo Interior

Las personas tímidas suelen ser muy críticas consigo mismas y su diálogo interno puede ser muy duro e incluir cosas que nunca dirían a otras personas. Cuando te juzgas a ti mismo con dureza, es más probable que asumas que los demás te juzgarán de la misma manera. Tu crítico interior puede causar mucho daño emocional, robándote la tranquilidad y la autoestima.La mejor manera de derrotar al crítico es tener un aliado aún más fuerte de tu lado, una voz interior que actúe como tu mejor amigo. Empieza a notar las cosas buenas de ti mismo y aprende a “responderle” a tu crítico interior. Cuando el crítico te empiece a culpar por tener miedo, recuerda que no hay una sola persona que disfrute del rechazo, pero de alguna manera todos logramos sobrevivir. Cuando tu crítico interior empiece a decirte que nunca le gustaras a nadie, recuerda que lo que más importa es que te gustes a ti mismo. Al aprender a hablarte a ti mismo de una manera más amable y gentil, las situaciones sociales no tendrán tanto poder para lastimarte porque no te estarás castigando.Haz la prueba con estos consejos y dime que tal te va. 

Si quieres conocer más consejos sobre cómo mejorar la efectividad de tu comunicación, no dejes de darte una vuelta por la sección de CURSOS o de seguirnos en redes sociales como @theskillsdude.

Francisco Grillo Arciniega

THE SKILLS DUDE·

https://theskillsdude.com/

https://www.facebook.com/theskillsdude/?eid=ARDDRsRs2p91fUbTYZXaX2R0CqxyFmlYucujyKa4FtWjq-TAhvrv8RN-xw35F58NJry8Ilz5gz2nJT9G

https://www.instagram.com/theskillsdude/

https://twitter.com/theskillsdude/

https://www.linkedin.com/company/theskillsdude